Jeronimo Garcia sotuvo que el decreto de incentivo a las petroleras “abre la puerta para un posible negociado”

Compartir

El diputado provincial por Chubut Somos Todos, Jerónimo García, advirtió que el decreto de promoción e incentivos para concesionarias de hidrocarburos que promovió la provincia es una trampa “ya que no tiene ningún efecto práctico para la provincia pero sí abre la puerta para un posible negociado”.

El 12 de febrero salió publicado en el boletín oficial de la provincia el decreto en el cual se crea un régimen de promoción e incentivo con carácter temporal para aquellas concesionarias hidrocarburíferas que presenten un incremento en la producción mensual respecto a la realizada en el mismo trimestre del año anterior.

De esta manera cuando el precio internacional del petróleo crudo cotice por debajo de U$S 50 BRENT, la Provincia abonará a las concesionarias de hidrocarburos un monto equivalente a un 50% de las regalías y del bono de compensación percibidos en concepto de producción incremental mensual.

“Lo grave es que la provincia dice que abonará, o sea, hacerte de la plata tiene un precio, tiene un valor el tema guita” sostuvo García dando a entender que ante la posibilidad de que se llegue a aplicar el decreto podría habilitar un negociado.

En esta línea postuló que esta iniciativa del gobierno provincial “sin trampa, no tiene ningún efecto práctico, pero sí te abre la puerta para hacer un tongo si querés hacerlo”.

Asimismo el legislador sostuvo que si hay una empresa que no necesita de subsidios es una empresa petrolera. Y sostuvo que cuando cayó el barril en el año 2008 la provincia  “se agarró el acta 3/12, se armó un listado de gente que perdía el trabajo y esa gente fue subvencionada por la Nación a través del Ministerio de Trabajo, por las empresas y por la provincia. Entonces se subsidia el empleo y no a la empresa”.

Además planteó la contradicción que se supone que una empresa que piensa en despedir empleados y bajar cuadrillas piense en aumentar la producción, en este sentido expresó: “las empresas tienen problema actualmente para mantener las dotaciones y por eso se habla de los 1.200 despidos, entonces, mucho menos están pensando ellos en aumentar la producción porque todo esto que va a abonar la provincia es cuando aumente la producción, una cosa impracticable”.

“Realmente es un sinsentido porque no tiene ningún efecto práctico porque es una actividad que está regida por valores internacionales. Entonces ¿Cómo va a aumentar la producción? Si tus costos son insostenibles a este precio mucho más si vos aumentas la producción” puntualizó García.

Por último apuntó contra la falta de estadísticas confiables y al respecto dijo que “el problema es que los números nunca son claros. Vos comparás lo que dice la provincia que se produjo de petróleo con los números de la Secretaría de Energía y no te da”. En este tenor argumentó: “Es algo incontrolable que desde afuera no se puede auditar porque esos números siempre se esconden”.

Fuente: Política chubut

Compartir