Compartir

El gobernador Martín Buzzi realizó su discurso ante los diputados provinciales en donde nombró los programas sociales que puso en marcha como «Casa Abierta» y Pueblo por Pueblo», además resaltó la lucha por preservar los recursos naturales y favorecer a la industria regional. Asimismo, en materia de seguridad remarcó la puesta en marcha del Sistema de Cuadrículas y la incorporación de personal, entre otras cosas.

«La nuestra es una batalla en contra del autoritarismo, contra la decisión centralizada de las mesas chicas», indicó y agregó que «es hora que cambiemos y mostremos el verdadero valor de la política como vehículo transformador de la sociedad».

En este marco, nombró los programas Pueblo por Pueblo y Casa Abierta, donde el gobierno buscó «fortalecer el diálogo fructífero» que está «muy lejos del autoritarismo».»En cada conflicto no solo escuchamos todas las partes y respondimos sin cinismo ni demogogia», resaltó al respecto.

Asimismo le dedicó un párrafo aparte a los jóvenes: «en mi gobierno los jóvenes no solo acompañan, también protagonizan la política».

«Debemos reconocerlo, que en nuestra provincia hay jóvenes que viven en condiciones de riesgo», indicó y entre los flagelos nombró la droga. Asimismo habló de las medidas en materia de seguridad que se implementaron durante su gestión, entre ellas la implementación del Sistema de Cuadrículas.

«Hemos puesto en marcha una política de Seguridad respetuosa de los derechos individuales», puntualizó.

«Con Casa Abierta ratificamos la vocación de progreso y el interés a la hora de concretar proyectos», dijo y aclaró que  «a partir de esa demanda, hoy estamos apoyando 200 proyectos de Economía Social, micro-emprendimientos o iniciativas de grupos».

En este marco anunció el segundo tramo del BODIC para obras de infraestructura.

El gobernadorse refirió a Alpesca y resaltó que fue gracias al apoyo de la Legislatura que ayer a la noche partieron dos barcos con trabajadores del SOMU. «Esta gestión dejó en claro que para este Gobierno es esencial la preservación de empleo y de las cuotas de captura en el sector», dijo.

«En Chubut no hay lugar para los mercaderes que lucran con la vida humana. En ese sentido la condonación de créditos a productores de toda la provincia afectados por años de sequía y cenizas. Nuestra meta no es solo resolver los problemas del presente sino también resolver los del futuro, por eso pusimos en vigencia la Ley de Promoción del Desarrollo Económico, que establece tres ejes para la radicación», sostuvo.

El gobernador también se refirió a los avances en la actividad petrolera. En este sentido indicó que: «somos una provincia petrolera y esa es una razón mas que suficiente como para volcar todo nuestro esfuerzo en la defensa de nuestro mayor patrimonio. Impulsamos la Ley Provincial de Hidrocarburos posibilitando una fuerte inversión en Infraestructura».

“Seguimos siendo una provincia fuertemente dependiente del petróleo y por ello, tenemos que volcar nuestros mayores esfuerzos», recalcó.

Por su parte se refirió al turismo»como un motor insoslayable para el desarrollo» por lo cual indicó que ampliar el número de áreas protegidas fue un objetivo que sigue estando vigente. “Al asumir mi mandato, el 6,2 por ciento de la superficie de Chubut estaba bajo conservación. Hoy estamos en un 13,2%”, aclaró.

En este marco dedicó parte de su mensaje a los incendios que se desarrollan en la cordillera de la provincia. «Las llamas no nos dieron tregua, se sigue trabajando, afrontamos el incendio más grande del siglo», indicó y resaltó «el trabajo de nuestros brigadistas quienes combaten el fuego y nos permiten vivir a nosotros más tranquilos». Asimismo recordó las medidas que transparentar las ventas de tierras.

Por otra parte, se refirió a los avances y proyectos en materia de salud, educación y seguridad.

«Con la carrera de medicina, en un futuro próximo contaremos con médicos formados en nuestra tierra», dijo y valoró el hospital “que se construirá en Comodoro Rivadavia y a la fuerte política de equipamiento que venimos llevando adelante».

“La seguridad es una de las principales preocupaciones de cada familia chubutense», recalcó y «desde el Poder Ejecutivo, impulsamos un cambio cultural y estratégico en materia de acción contra un delito”. Si bien indicó que «asumo la responsabilidad de no haber podido contener a cada familia chubutense»,“en materia de recursos humanos, incorporando durante el último año 350 hombres y mujeres a nuestra fuerza policial”.

En el último tramo de su discurso el mandatario provincial indicó que de ahora en más: «nuestro objetivo es abrir las puertas a una nueva cultura política. Yo como gran parte de la sociedad vivo la ilusión de poder alumbrar una nueva política para Chubut. Imagino una política universal, inclusiva, participativa, justa, democrática, de cara a la gente y transparente».

«Nada malo se vuelve mejor, la única salida es transformar la política», dijo. «De esta manera, amigas y amigos, dejamos abierto un nuevo período legislativo», puntualizó.

Compartir