Compartir

El responsable del servicio de Higiene Urbana de Clear, Levan Macharashvilli, comentó que en el basural trabajan actualmente “50 o 60 familias” mientras que en el invierno ese número desciende a “20 o 25”. Explicó que “hoy los puestos de trabajo arriba de la cinta” en la Planta de Tratamiento próxima a inaugurarse “son para 48 personas para un máximo de tonelaje”. En diálogo con Actualidad 2.0, comentó que por día Comodoro produce aproximadamente “250 toneladas”. Aseguró que la planta se pensó para un plazo de “entre 10 y 12 años” y que prevé  se pensó en los posibles crecimientos de la planta”.

En relación con el reclamo de personas que trabajan en el basural de Comodoro, contó que este martes, “cuando comenzamos con los servicios, a las 7 AM encontramos que había una barricada en el acceso por trabajadores informales. Dijeron que había comentarios de que en la planta nueva no iban a ser tenidos en cuenta. Enseguida se pusieron en contacto desde la Municipalidad y fue Fabián Suárez (subsecretario de Ambiente) a hablar con ellos y explicarles que sí se los tiene en cuenta y que habrá ciertos requisitos” para que puedan ingresar a trabajar a la planta, tales como los exámenes psicofísicos que requiere una actividad formal.

“Charlaron con ellos y luego nos llamaron porque el ingreso ya estaba abierto y volvió a la normalidad” el servicio, contó Macharashvilli.

En relación con la cantidad de gente que se desempeña en ese sector, expresó que “es estacional, cuando empieza el verano aparecen más familias, más chicos y puede haber 50 o 60 y en invierno serán 20 o 25. Hay gente que vive ahí y otra que no pero siempre hay gente”.

De hecho, contó que “tenemos que tener mucho cuidado en el acceso, en la descarga porque se mueven delante de la máquinas y camiones”.

Respecto de cuánta gente ocupará la planta de tratamiento, dijo que “en trabajo directo sobre cintas, prensas y manipuleo de residuos, a 25 a 30 personas”.

Macharashvill explicó que la planta “tiene doble cinta” y que “se empezará a trabajar con una con un turno largo para ver cómo funciona todo.  No es una fábrica de pan sino residuos sólidos urbanos y entrará de todo. Hay que ver cómo se comportan las cintas, la velocidad. Hay una prensa muy grande que tampoco se puede atorar; hay muchos elementos en consideración. Hoy los puestos de trabajo arriba de la cinta son para 48 personas para un máximo de tonelaje y después se irá viendo”.

Indicó que “hay dos prensas para materiales reutilizables como plásticos, cartón; puestos de trabajo para separación, para orgánico, habrá camiones para movimiento y disposición, todo un movimiento que requerirá gente más específica como el que levanta los residuos del foso a las cintas como el de manufactura”. Comodoro mueve “250 toneladas de residuos por día aproximadamente”, según estimó.

Dijo que “la planta se pensó para entre 10 y 12 años de producción y crecimiento de la ciudad. Por eso tiene doble cinta y una prensa que traga 20 toneladas hora de residuos; Si trabajamos 24 horas la máquina no afloja. Ya se pensó en los posibles crecimientos de la planta y hacia qué costados si esto es exitoso; se podrá trabajar con otra cinta más. Cuando esto se empezó a plasmar con Suárez y (Abel) Boyero había que pensar no en acá si no en dónde estamos parados en 15 años”.

El responsable del servicio de Higiene Urbana afirmó que “ya empezamos a hacer el trabajo previo de puesta en marcha. Hay dos prensas de reciclables en marcha, estamos prensando plástico para ver la velocidad y cuánto tiempo tardamos en enfardar, la balanza ya la calibramos y la otra semana haremos una pesada concreta de un día crítico de residuos para ver cuánto tenemos de día y cuanto de noche y también calcularemos con la cantidad  de bateas que entran al basural, cuántas ingresarán a la escombrera pensando en que superficie comenzaremos a utilizar allí y para su tapada. Es un proceso de análisis”.

En cuanto a la tarea que le corresponderá a los frentistas con relación a los residuos de ahora en más, comentó que “lo que se plantea hasta ahora es colocar iglúes y contenedores afines para que se acerquen a colocar materiales reciclables y secos y después la separación en casa será más que nada una cuestión de conciencia de la gente. Si se digna a ir y colocar en los puntos verdes selectivos, lo que va a retirarse de la casa es casi todo lo orgánico que va sobre cinta y habrá también clasificación”.

TIPO DE RESIDUOS

Explicó que los orgánicos son residuos animales y vegetales, papel, cartón mojado, yerba, cáscara de verdura y fruta y aclaró que “al principio, hasta que haya conciencia, la separación se producirá en la planta. Cuanto mejor sea la separación en casa más ideal será el trabajo en la planta”.

Admitió que “la gente no empieza a separar de un día para el otro, el cambio es paulatino” pero “cuando vean los puntos verdes selectivos o integrales creerán que esto es posible”.

Los residuos reciclables y secos que irán a los iglúes son papel, cartón, plástico, trapos, metales, vidrio.

“La planta es un punto de inflexión; después empiezan a aparecer los nuevos desafíos”, explicó Macharashvilli, quien mencionó que con la prensa que se trajo inicialmente  “se enfardaba y se buscaba la disposición” final mientras que “después se hizo más ambicioso porque con Ambiente se planteó colocar una embolsadora y estamos en el proceso de compra”.

Dijo que “ya es un hecho y se colocará a la salida de la prensa que saca fardos de 1,40 por 090 metros de 600 kilos se van a embolsar con un cierre con cinta. Uno verá esas bolsas que serán trasladadas con cero impacto y voladura (de residuos en el traslado) y totalmente acomodables, irán a la escombrera con camiones para disponerse como cubos. Después de cuatro hiladas esto se tapa con suelo vegetal y se van rellenando canteras y lugares donde se puedan utilizar”.

«Uno ve la planta muy vistosa, entra un camión se pesa, entra a un galpón, sale con material reciclable con materiales totalmente enfardados y otros con desechos al vaciadero directo”, detalló  y dijo que “por ahora” no se prevén hornos de incineración. “El tema de los residuos es muy dinámico porque aparecen nuevas tecnologías”.

REMEDIACION DEL BASURAL

En relación con las previsiones para la remediación del basural, mencionó que “hasta ahora lo más importante es que se cierre, que no haya más humo ni aves volando alrededor de la ciudad con el impacto y el olor que trae y luego empieza el tema de la remediación que lo maneja Ambiente”.

“Estos tres meses de los que se hablaron son ciertos”, aclaró en relación con el anuncio del cierre del mismo que hizo el municipio. “Nosotros ya empezamos con el sistema contra incendios, cloacales, balanza, ya nos dieron energía, se hacen los primeros ensayos y cuando lleguen los técnicos norteamericanos y las embolsadoras haremos el ensamble final y a ingresar los camiones para hacer las pruebas”, concluyó Macharashvilli.

Compartir