Volcó en “Camino Perón” cuando iba a buscar a su hijo al jardín

Compartir

El conductor de una Ford Kuga protagonizó ayer un peligroso vuelco en la curva que se encuentra detrás del autódromo y salió ileso. Por causas que se desconocen, el automovilista perdió el control, mordió la banquina y dio varios tumbos hasta quedar apoyado en dos ruedas.

El accidente se registró a las 17:25 sobre el “Camino Juan Domingo Perón” que une Comodoro Rivadavia con Rada Tilly. El propietario del Ford Kuga –dominio LNB 782–, identificado por la policía como Martín Sebastián Traba, se dirigía hacia la villa balnearia para retirar a su hijo del jardín.

El conductor una vez que ingresó a la cerrada curva que se encuentra detrás del autódromo General San Martin, a metros del arroyo La Maya, perdió el control del volante.

Según las huellas en la cinta asfáltica, mordió la banquina, perdió el equilibrio y dio varios tumbos para quedar contra el guarda rail apoyado sólo sobre dos ruedas y el lateral derecho. Se presume que habría reventado un neumático y ello lo condujo al vuelco.

El hombre que iba sólo llevaba puesto el cinturón de seguridad y no sufrió ningún tipo de lesión. El personal de la Seccional Tercera, junto a los inspectores del área municipal de Tránsito, se encargó de efectuar las actuaciones del caso y además de dirigir la circulación vehicular por ese reducido sector.

En tanto, el personal de Defensa Civil colaboró con una pala para sacar un montículo de tierra que trababa una de las ruedas delanteras y no permitió colocar el auto en cuatro ruedas. Tras ese percance, el Ford Kuga fue acomodado y luego una grúa privada se encargó del traslado del mismo.

El rodado resultó con importantes destrozos en toda su carrocería, parabrisas y neumáticos. Cabe recordar que en esa misma curva ya se produjeron numerosos accidentes y choques.

El último se registró el 12 de enero entre una Ford 350 –que tiene prohibida la circulación por ese camino– en la que viajaba una familia, y un Chevrolet Astra en el que se desplazaba un matrimonio con su hijo de un año y medio. Esa vez sólo el bebé acusó golpes de leve consideración.

vuelco1

Compartir