En el Abásolo linchan a un hombre por invitar a una niña “a jugar a su casa”

Compartir

Según la intervención policial, la víctima que estaba con otros niños sobre la calle fue invitada por un vecino mayor de edad a ingresar a su vivienda. Esta se asustó y corrió a su casa a contarles a sus padres. Estos le recriminaron la actitud al individuo, los vecinos entendieron que intentó abusar de la nena y el incidente concluyó con el supuesto depravado duramente golpeado.

El incidente se registró el lunes a las 20:50 sobre las calles Los Duraznos y 12 de Octubre, en el límite de la zona alta de los barrios Máximo Abásolo y San Martín. Un llamado al 101 del Centro de Monitoreo alertó que los habitantes de esa zona linchaban a un supuesto abusador y solicitan la urgente presencia policial.

Según la denuncia ante la Comisaría de la Mujer, el sospechoso de 24 años habría tenido intenciones de abusar de una vecina, de 12. Esta estaba junto a otros niños jugando en las inmediaciones de su domicilio a pesar de que a esa hora ya estaba oscuro.

Al parecer, el hombre invitó a la preadolescente “a jugar a su casa” y hasta le habría ofrecido caramelos con la intención de que aceptara la invitación. La chica se asustó y en respuesta corrió hacia su vivienda donde se encontraban sus padres.

La pequeña relató lo sucedido a sus padres y estos se dirigieron directamente hacia el domicilio del individuo, a quien le reprocharon la actitud hacia su hija. El sospechoso en lugar de calmar los ánimos se enojó y encaró al padre de la niña.

La discusión subió de tono y los vecinos que se encontraban en los patios de sus respectivas casas comenzaron a acercarse al domicilio del sospechoso. Tras escuchar los dichos de la familia de la pequeña, quienes afirmaban que su hija había sido víctima de un supuesto intento de abuso, se enardecieron.

De un momento a otro la situación de descontroló y todo el vecindario en una suerte de “ajusticiamiento” comenzó a propinarle puntapiés y todo tipo de golpes al individuo hasta que arribaron efectivos de la Seccional Séptima.

El hombre señalado fue cargado al patrullero y llevado a la dependencia para su identificación. Al no consumarse delito alguno luego se retiró al centro asistencial para recibir atención médica debido a que recibió una violenta golpiza.

Padeció lesiones de carácter leve y tampoco quiso denunciar la agresión, precisaron fuentes oficiales.

La fiscal de turno tomó intervención en el caso y dirigió las primeras actuaciones hasta que se constató que la menor no sufrió ningún tipo de tocamientos ni abuso físico.

Compartir