Tres argentinos entre los 150 muertos del avión que se estrelló en los Alpes

Compartir

Un avión Airbus A320 de la línea aérea de bajo costo Germanwings que llevaba 150 personas a bordo (144 pasajeros y seis tripulantes) cayó ayer en una zona remota y nevada de los Alpes franceses, precipitándose en picada durante ocho minutos antes de estrellarse y sin que queden esperanzas de que haya algún sobreviviente. Entre los pasajeros había dos argentinos (ver aparte), 47 españoles, un norteamericano, dos colombianos, un mexicano, un belga, dos marroquíes y 67 alemanes.

Funcionarios franceses suspendieron la búsqueda de los restos del avión al caer la noche en la zona del desastre, debido a que las condiciones de rastrillaje eran demasiado complicadas. Los pilotos no enviaron señales de emergencia y se perdió el contacto por radio con la nave, dijeron autoridades aeronáuticas de Francia, lo que profundiza al misterio de la caída del avión, mientras volaba de Barcelona a Düsseldorf.

Al llegar a la zona del siniestro, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, señaló que el sitio del desastre es “una imagen de terror”. El ministro afirmó: “La pena de las familias y amigos es inconmensurable. Estamos unidos en nuestra pena”. El accidente causó conmoción entre autoridades y familias en Europa. Familiares que sollozaban en ambos aeropuertos fueron apartados de los demás por trabajadores de la línea y consejeros. El pueblo alemán de Haltern quedó devastado por el dolor tras perder a 16 estudiantes secundarios que volvían de un intercambio escolar en España.

Mientras helicópteros volaban hacia el sitio del accidente, la Canciller alemana Angela Merkel pidió a los periodistas no especular sobre las causas de la tragedia. “No sabemos mucho más allá de la información del vuelo y no debe especularse acerca de las causas del accidente”, dijo. “Todo se investigará a conciencia”. Merkel viajará hoy al lugar de la tragedia.

La vicepresidente de Lufthansa, Heike Birlenbach, indicó en Barcelona que por el momento la línea considera al hecho “un accidente”. En Washington, funcionarios de la Casa Blanca dijeron que estaban en contacto con sus contrapartes alemanas, francesas y españolas. Por el momento “no hay indicios de que haya nexos con el terrorismo”, aseguró la vocera del Consejo Nacional de Seguridad, Bernadette Meehan.

Compartir