Compartir

Mabel Jaramillo madre de Sergio Faúndez, quien trabajaba como canillita, sostuvo el pedido de justicia por la muerte de su hijo, quien fue embestido el pasado 21 de enero cuando se movilizaba a bordo de su moto, por un Fiat Strada conducido por Brian Alexis Smith en la esquina de Rawson y Belgrano, luego de que este último saliera de una whisquería de la zona.

Actualmente, “estamos esperando una respuesta, pero parece que el juicio va a ser antes de lo previsto”, informó Jaramillo, quien remarcó que tanto la familia como amigos de Faúndez, “queremos que vaya preso porque mató a mi hijo y él está libre. Queremos justicia”.

La movilización partió desde la plaza Roca hasta la seccional primera, y de ahí retomaron hasta el punto de inicio. A pesar de la convocatoria previa, “siempre somos los mismos. La familia nomás. La gente ve que andás marchando, pero no te acompañan” se lamentó Jaramillo.

El único imputado por la muerte del canillita aún se encuentra libre. Y según recordó la madre, al momento del accidente, el propietario del Fiat Strada conducía con 2,6 gramos de alcohol en sangre, de acuerdo a lo detectado en el test de alcoholemia.

Compartir