Compartir

Tras una ardua negociación finalmente hace instantes las autoridades lograron que las medidas fueran levantadas. Intervino la justicia. El vocero del reclamo era Jonathan Moreyra Cironi, condenado por el crimen del policía Néstor Manquean.

Más de 30 personas privadas de su libertad, realizaban una huelga de hambre desde ayer a la mañana en reclamo de mejores condiciones carcelarias.

Ante tal situación, esta tarde se concretó una reunión convocada por la jueza de ejecución en turno, la doctora Daniela Arcuri, integrantes de la Defensoría Pública, del Ministerio Público Fiscal y los referente policiales de la Alcaidía de Comodoro Rivadavia.

“Los referentes de los pabellones nos expresaron sus pedidos que son de conocimiento público. Los horarios de recreo son de acuerdo a la cantidad de actividades que se realizan en el pabellón, hay muchas actividades y por eso se recorta el recreo. Se han dado explicaciones por la restricción de visitas íntimas por la cantidad de internos, son de dos horas las visitas”, describió esta tarde el jefe de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia, Fernando Terrazas, en diálogo con Radio Del Mar.

Algunos de sus pedidos «no tienen ningún tipo de sustento», señalaba hoy el jefe de Operaciones de la Unidad Regional, Ricardo Cerdá.

El comisario explicaba que “en el día de ayer en horas de la mañana, el pabellón 3 comenzó con una huelga de hambre en la Alcaidía. En horas de la tarde se acopló también el pabellón número 4 y esta mañana el pabellón número 1. Son más de 30 internos los que están en esta situación».

Con respecto a los pedidos que exigen los presos, Cerdá consideraba que alguno de ellos, como el de una consola de Play Station, «no tiene ningún tipo de sustento». Sin embargo, señalaba que también solicitan que los horarios de las visitas y de recreo se amplíen.

«Los internos en determinadas oportunidades comienzan a insistir en reclamos que ellos –desde el momento que ingresan un lugar de detención- saben que no van a tener acceso», argumentaba en referencia al pedido de la consola de videojuegos.

 

 

Compartir