Compartir

La preocupación por la baja del cauce en el Río Senguer, la falta de ingreso de agua al Lago Musters y la sequía del Lago Colhué Huapi genera preocupación en toda la zona sur de la provincia. El ingreso de agua es un 20% menor a los promedios históricos, informaron desde provincia.

La preocupación por la baja del cauce de agua en el Río Senguer, la falta de ingreso de agua al Lago Musters y la sequía del Lago Colhué Huapi se manifestó en primera instancia en la plaza central de Sarmiento donde se inició una junta de firmas para convocar a las autoridades provinciales, y más de 1200 vecinos acompañaron la demanda.

Pablo Rimoldi, presidente del Instituto Provincial del Agua, comprometió su presencia esta tarde y reconoció que “hay un inquietud en la comunidad de Sarmiento comprensible porque el río desde enero está flaqueando en su cauce”, lo cual impacta de manera directa en el riego de los campos de productores de la zona.

Desde el IPA se analizó esta situación y consideran que “estamos ante un ciclo hidrológico negativo”, advirtió el funcionario. Además explicó que la región “no está recibiendo los aportes que teníamos el pasado Siglo XX donde incluso eran normales las inundaciones en Sarmiento”. En este marco, Rimoldi indicó, que por causas naturales se ha producido un descenso de lluvias y nevadas.

Además Rimoldi explicó que si bien “este año llovió más que hace siete años atrás, esto ocasiona un ingreso rápido al Colhue Huapi o el Musters en el invierno, pero no llega a filtrarse a los acuíferos como ocurre cuando la nieve se va derritiendo paulatinamente por eso no hay vertientes, ni arroyos y caudal importante en los ríos en esta época”.

De este modo -dijo- “en los últimos diez años el derrame total de la cuenca, toda el agua que pasa por el río e ingresa a los lagos de la cuenca es un 20% menor a los promedios históricos”, señaló la autoridad del IPA.

En cuanto a las soluciones que se pretende aportar a la demanda de los productores de la zona, el funcionario indicó en Radio del Sur, que se apunta a maximizar la utilidad del recurso, “si se maneja bien el agua se puede obtener mejores resultados en la pastura que inundando los campos”, ejemplificó.

Para establecer estos mecanismos se trabaja en la conformación de un consorcio de regante junto con personal de Corfo, de la comunidad de Sarmiento y representantes del IPA.

Compartir