Compartir

El gobernador bonaerense y  aspirante presidencial, Daniel Scioli, no le cerró la puerta a la  posibilidad de que el ministro de Economía, Axel Kiciliff, lo acompañe  en la fórmula presidencial, aunque dijo que se trata de  “conjeturas” y agregó: “ya tendremos tiempo para definir”. Además, evitó polemizar con el ministro del Interior y  Transporte, Florencio Randazzo, su principal contrincante en las internas  del FpV, quien dijo “no notarle diferencias” a Scioli respecto de Macri y del precandidato presidencial del Frente Renovador, Sergio Massa.

En declaraciones a un programa de TV y consultado sobre la  posibilidad de que el titular de la cartera de Economía lo acompañe  como candidato a vicepresidente, Scioli señaló anoche que “soy muy  respetuoso de Axel y del trabajo que está haciendo en el Ministerio. No me  gusta manosear el nombre de personas o hacer especulaciones”.

“No me gusta hablar sobre conjeturas, dimes y diretes”,  sostuvo el gobernador, quien argumentó que “en estas cuestiones soy muy  respetuoso, prudente” y aseguró: “tendremos un momento para  definir” el equipo que lo acompañará. Scioli volvió a reivindicar al kirchnerismo, al  asegurar que está “enfocado en llevar esta política al triunfo” y destacó que el Gobierno deja un país “con inmejorables  posibilidades”.

En cuanto a las críticas que recibió por no contestar a los  cuestionamientos de dirigentes del oficialismo, Scioli se defendió: “siempre me gustó mirar más lejos. Creo que el tiempo es un gran ordenador”.

“Tengo firmeza, decisión y coraje con las cosas que tengo que  tener”, enfatizó. Además, Scioli negó haber negociado con la Justicia un fallo a  favor de la presidenta Cristina Kirchner, por el supuesto  encubrimiento de la causa AMIA, y recalcó la “contundencia que ha tenido  ese fallo de (Daniel) Rafecas, o después, de la Cámara (Federal),  que es lo que da por tierra cualquier tipo de rumores”.

Finalmente, reiteró que “abogados y profesionales han hecho  pública su opinión de que (la denuncia del fiscal Alberto Nisman)  carecía de sustento para imputar, nada más y nada menos, que a la  Presidenta. Se fue desmoronando todo eso”, completó.

Compartir