Compartir

La revancha entre el boxeador comodorense Héctor Saldivia y el rosarino Sebastián Luján se realizará este viernes y no el viernes 17 como estaba previsto, según se confirmó ayer.

La pelea, que se realizará desde las 23:30, se llevará a cabo en el microestadio de Lanús, en el sur del Gran Buenos Aires y será el desquite de la pelea que ambos sostuvieron en el 18 de febrero en el Socios Fundadores, y en donde allí el “Tigre” ganó por puntos ante el abucheo de todos porque el público entendió que la pelea estaba a favor del púgil rosarino o al menos tenía que terminar en empate.

Mientras tanto, el boxeador que es entrenado por Robinson Zamora, se encuentra en La Pampa, en el gimnasio “Futuros Campeones” de Wilfredo Vilches, ultimando su preparación para la velada que se realizará este viernes y que se transmitirá a todo el país por la TV Pública.

El comodorense se acerca al límite de la categoría superwelter y sumó 30 rounds de guanteo en los 4 días de estadía en tierras pampeanas, según informó la página www.piniasdelsur.com.ar

“Yo soy muy consciente de que en la última pelea no hice lo que debía, estuve atado. Igualmente vi la pelea varias veces y sé que la gané, acaso no por mucha diferencia pero sí por dos o tres puntos”, cuenta el “Tigre”.

Luján ya es un rival conocido, capaz de mejorar su condición física pero con un estilo de pelea que ya no puede sorprender. “El va a salir a hacer lo que hace habitualmente. Quizás se entrenó mejor que en Comodoro. Por lo demás, boxísticamente intentará moverse en la contra, “tocar” y meter el trámite en su terreno. Esta vez, no me voy a encerrar en las cuerdas, ni voy a entrar en su juego. Ya me saqué de encima lo de la inactividad”, reconoció Saldivia quien hará su tercera salida tras la vuelta (2-0, con 1) queriendo despejar todas las dudas.

Compartir