Compartir

La Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) comunicó su realidad financiera a los delegados que asistieron anoche a la asamblea informativa, donde principalmente les remarcaron el congelamiento de tarifas eléctricas y los sabotajes al sistema acueducto. Allí se planteó que el manejo del acueducto seguirá en manos de la cooperativa si Provincia se hace cargo de los costos de electricidad y gas que demanda el sistema. Remarcaron que la deuda creciente con CAMMESA es por el congelamiento de las tarifas eléctricas.

Asistieron 80 de 144 delegados para expresas sus consultas, en una convocatoria que duró algo más de 90 minutos. Con respecto a la concesión del acueducto, el presidente de la entidad, Miguel López, indicó que la mantendrán siempre que el Gobierno provincial cumpla con la palabra de hacer las erogaciones para el mantenimiento.
“Si la Provincia cumple lo que prometió, que es pasar los medidores de luz y gas del acueducto a su nombre y hacerse cargo de los proveedores por los repuestos, nosotros no tendríamos problemas. Si no cumplen esas pautas, tendremos que reunirnos de nuevo”, afirmó López en diálogo con Diario Patagónico sobre la posibilidad de devolver su manejo.
“Provincia tiene que pasar a su nombre los medidores, mientras tanto los pagamos nosotros. No le damos agua a Comodoro nada más, le llevamos a Rada Tilly, a Caleta Olivia, a Sarmiento. Y nosotros aportamos la luz y el gas a todo el sistema”, indicó.
“Ahora nos encontramos con sabotajes en el acueducto que perjudican a la SCPL por los mayores gastos para la reparación. Pero perjudica a los usuarios que se quedan sin agua durante el tiempo que no funciona el acueducto”, señaló.
López manifestó que no es posible prevenir el 100% de los sabotajes, porque habría que colocar seguridad en los 150 kilómetros que recorre el acueducto.
DEUDAS
El Gobierno del Chubut todavía debe 27 millones de pesos para mantener el acueducto, a lo que se suman deudas con el Gobierno de Santa Cruz, las cooperativas de Rada Tilly y Sarmiento, y las municipalidades de Sarmiento y de Comodoro. Todo implica un paquete de 55 millones de pesos.
Otro problema que arrastra la SCPL, planteó, es el congelamiento de las tarifas eléctricas, que en muchos casos han compensado con el aumento de las tarifas de otros servicios que presta en la ciudad.
A ello se le suma la deuda con la distribuidora eléctrica CAMMESA que asciende a 165 millones de pesos, luego de una refinanciación que lograron en las últimas gestiones.
“Pensamos que deberían bajarse 20 millones de pesos más si nos reconocen los últimos siete años de más por la energía. Quiero llegar a una financiación de 36 meses como piden ellos y que sea accesible a la cooperativa, que no la comprometa en el futuro”, apuntó.
“Yo hacía alusión a que no es un problema de la cooperativa de Comodoro, es un problema del sistema cooperativo de servicios públicos que está atado a políticas nacionales que las marginan y les dan más beneficios a las empresas grandes que son con fines de lucro. A Edenor y Edesur les dan subsidios no reintegrables y a nosotros nos exigen que paguemos una deuda con intereses leoninos”, cuestionó
Compartir