Compartir

Esta mañana en el marco de la inauguración del dictado de la carrera de Medicina el gobernador Martín Buzzi se refirió al fin de semana violento que dejó como saldo tres homicidios en Comodoro. «Estamos preocupados y ocupados» sostuvo Buzzi y aseguró: «hemos tomado una serie de medias de acción y complementarias».

Asimismo, valoró el trabajo del personal policial de investigación y remarcó que «los responsables de los hechos de ayer están identificados, hay un trabajo de inteligencia de la policía que pudo dar con todos responsables de manera rápida».

Sin embargo, reconoció que eso no devuelve la vida de las personas que fallecieron. “Quien fue asesinado ya fue asesinado, la tarea en esta instancia de la policía y la justicia es probar la conexión entre los presuntos responsables y los hechos. Llegar a un juicio justo y que haga que los responsables terminen entre rejas como se merecen”, concluyó.

Por su parte, Carlos Linares, el viceintendente de la ciudad que representó al municipio en el acto inaugural de la carrera, también se refirió a los asesinatos ocurridos durante el fin de semana, y señaló: «en lo personal tuve un fin de semana durísimo, muy malo. Cuando pasan estas cosas te sentís como fracasado», indicó.

«Me tocó mucho porque tanto a (Héctor) Arismendi como al chico (Oscar) Vargas yo los conocía, no termino de entender. Estoy cansado de ir a los velorios de los chicos jóvenes. Es un tema que hay que seguir luchando. No nos queda otra lamentablemente», manifestó.

Asimismo, Linares dijo que en todos los casos la policía trabaja intensamente y sostuvo que lo importante es que los mismos se esclarezcan. «Hay que salir de las estadísticas. Uno o diez son muchos» y afirmó que «lo que hay que hacer es terminar con la violencia en Comodoro».

Compartir