Compartir

Los casi 300 gendarmes que custodian la ciudad de Caleta Olivia no son los integrantes de fuerzas regulares de los escuadrones de Perito Moreno o de Gallegos y Comodoro sino que están mucho más equipados, listos para actuar ante cualquier posible hecho de violencia en el que participen varias personas armadas. Los hombres provinieron del Destacamento Móvil 1 de General Acha (La Pampa) y se los observa en los accesos a la ciudad del Gorosito.

Los gendarmes llegaron con una gran logística operativa que incluye al menos cuatro micros de transporte, un camión con equipos de comunicaciones y otro para traslado de elementos no precisados, además de camionetas, trafics y motocicletas, informó La Vanguardia del Sur.
Parte de la dotación fue enviada a vigilar los accesos a Cañadón Seco, Pico Truncado y Las Heras, coordinando tareas de prevención con la Policía Provincial y Prefectura Naval, fuerza que mantiene una dotación permanente en el límite interprovincial donde se encuentra la Subcomisaría Ramón Santos.
Los gendarmes se dedican especialmente a inspeccionar vehículos que trasladan a varias personas, a quienes les consultan cuál es el motivo de ingreso a las ciudades de zona norte. También buscan armas. Buscan evitar que ocurra un suceso similar al del jueves, cuando un grupo importante de afiliados a la UOCRA fueron a “tomar” el sindicato petrolero y ocurrió el enfrentamiento que terminó con un manifestante muerto.
Compartir