Compartir

El camino alternativo Juan Domingo Perón que une Comodoro Rivadavia y Rada Tilly por la zona costera, sufre constantemente roturas en el pavimento, lo cual llevó a la provincia a realizar un estudio y seguimiento del mismo. Como el estudio todavía no llega a su fin, determinaron que el camino siga abierto al tránsito liviano con la prohibición del paso a vehículos pesados.

Entre Vialidad Provincial, el municipio de Rada Tilly y profesionales del área de geología de la Universidad Nacional de la Patagonia, se realizan trabajos conjuntos para determinar el estado del Camino Perón, que sufre continuas roturas. La última reunión del equipo de trabajo fue el jueves 9 de abril en donde presentaron información y determinaron hacer un seguimiento del comportamiento de las fisuras; la próxima reunión está pautada para mediados de mayo.
Con este estudio se busca establecer si es viable realizar una nueva traza o si se puede mejorar la situación con obras de infraestructura. Al respecto, el presidente de la Administración de Vialidad Provincial, Martín Escalante, explicó que actualmente el proceso de asentamiento del suelo continúa, es decir que se registraron movimientos, debido a cuestiones que se intentan determinar.
TRABAJO CONJUNTO
Escalante explicó que el ente que preside realizó un relevamiento topográfico de toda la masa biológica; el municipio de Rada Tilly realiza las mediciones, es decir los controles periódicos de las fisuras que presenta el camino y los profesionales de la Universidad colaboran con la tarea de profundizar las evaluaciones geológicas.
En la última reunión se informó acerca del trabajo realizado por cada uno de los involucrados y además se definieron “una serie de acciones a seguir que tienen que ver con marcos de seguimiento, incorporar algunos nuevos puntos de medición -si hay o no más asentamientos” según señaló el funcionario. Además añadió que “a medida que se producen algunos asentamientos en algunos lugares y se generan fisuras, encomendamos al municipio de Rada Tilly que realice el sellado de esas grietas para delimitar la entrada de agua, enemigo importante del camino”.
HABILITADO A TRÁNSITO LIVIANO
Como el estudio todavía no llega a su fin, determinaron que el camino siga abierto al tránsito liviano con la prohibición del paso a vehículos pesados. Por el momento no se piensa en realizar una nueva traza del camino, aunque tampoco se descarta, sino que esto se determinará cuando culminen los estudios. “Continuamos trabajando para ir determinando las acciones a seguir más adelante finalizando los estudios” aclaró Escalante y agregó que “seguimos con la mirada puesta en el lugar donde se producen las fallas, para ver que decisiones tomamos”.
Compartir