Compartir

El Concejo aprobó ayer la ordenanza marco mediante la que la comuna recibirá los fondos, provenientes del Ministerio del Interior y Transporte de Nación, para avanzar con la instalación del equipamiento vinculado al Sistema Unico de Boleto Electrónico. Se trata de una partida de $2.050.000 y se invertirá en partes proporcionales entre Patagonia Argentina y Diadema, las dos concesionarias del transporte público de Comodoro Rivadavia. El sistema recién podría estar vigente a fines de mayo, con lo que el boleto tendrá la suba programada de $5,50 a partir del 1 del próximo mes sin los subsidios a pasajeros comprometidos por el Ejecutivo.

La ordenanza aprobada ayer por el Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia autoriza a que los fondos procedentes por Nación -que se acreditarán en la comuna a través de Provincia- sean transferidos directamente a las empresas prestadoras del servicio de transporte público para que sean ellas quienes efectúen la compra del equipamiento necesario para implementar el sistema de la tarjeta SUBE, aunque los equipos adquiridos serán propiedad de la Municipalidad.

Si bien el paso es un avance concreto, hay que destacar que la vigencia de la SUBE no se iniciará antes de los 45 días, dado que también hay que rubricar un convenio entre la Municipalidad y las concesionarias y firmar otro con Arsat para el transporte de datos, además del tiempo necesario para la compra, instalación y puesta en marcha del sistema.

En este contexto, hay que destacar que es inminente la aplicación del tercer tramo programado del aumento del boleto, que a partir del 1 de mayo lo elevará a $5,50, una suba que se impondrá pese al incumplimiento del Ejecutivo en tener en vigencia un sistema de tarjetización que motorice las bonificaciones de hasta un 30% en el valor del pasaje para los usuarios registrados.

Durante 2014, cuando se aprobó el aumento del boleto, los concejales habían previsto un plazo perentorio a diciembre -cuando el boleto subió de $3,50 a los actuales $5 – para que el Ejecutivo implemente el sistema que permitiría subsidiar directamente al pasajero, aunque en esa oportunidad el secretario de Gobierno Claudio Jurdana –de quien depende el área de Transporte- había basado en la implementación de la SUBE el no contar todavía con las bonificaciones para pasajeros, un ítem con el que tampoco se cumplirá cuatro meses después de esa respuesta.

Así, y sin mediar ningún anuncio desde el Ejecutivo, dentro de menos de 15 días comenzará a cobrarse el boleto básico de $5,50 sin ningún tipo de subsidio directo al pasajero, beneficio que había sido el argumento de base para actualizar el valor de un boleto que a esta misma altura de 2014 valía $1,50.

Asimismo, es incierto el nivel de ingresos del usuario que el Ejecutivo considerará al momento de aplicar el subsidio (de hasta un 30% del pasaje), dado que al tratarse de la SUBE y que no de un sistema municipal, la base de datos de depende de la ANSeS (Administración Nacional de Seguridad Social), que como se sabe asocia sus parámetros al salario mínimo vital y móvil y sin variantes por regiones como es el caso de la zona patagónica y sus costos diferenciales.

EL QUE ROMPE, PAGA

Los concejales aprobaron además una ordenanza impulsada por el área municipal de Servicios Públicos, mediante el que se crea un registro de empresas privadas que trabajan en las calles de Comodoro Rivadavia.

El registro determina concretamente la obligatoriedad de gestionar un certificado de habilitación para iniciar trabajos en la vía pública, estableciendo además responsabilidades en el caso de roturas de la calzada. Así, se fijan las sanciones económicas del caso, autorizando al Ejecutivo a efectuar reparaciones a cuenta de la empresa que las ocasionó.

Finalmente, los concejales definieron por unanimidad declarar de interés municipal la campaña contra la discriminación denominada “Yo no lo permito”, organizada por los estudiantes de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y que se concretará el 23 y 24 de abril.

Compartir