Compartir

Fue detenido a dos cuadras del lugar luego de intentar escapar a la identificación de la Policía. Tenía un revólver calibre 22. El juez le imputó el cargo y luego fue liberado. En la misma condición quedaron los dos jóvenes armados apresados el viernes en barrio Stella Maris.

Un hombre de 34 años fue detenido ayer luego de un operativo preventivo realizado en el local nocturno “Acuario”, del barrio Newbery. Cuando los efectivos ingresaron al salón, el sujeto corrió hacia el exterior tomándose la cintura. Luego de una breve persecución fue reducido. En su poder tenía un revólver calibre 22 cargado, que fue secuestrado.

Las autoridades policiales creen que con la detención del sujeto se evitó un acto delictivo. Es que consideran que una persona armada “dentro de una whisquería o en la vía pública es un potencial homicida que ante el mínimo altercado puede utilizar el arma”.

El operativo se enmarcó en los controles de rutina que realiza la Seccional Segunda en locales nocturnos y también en cajeros automáticos. Dicha tarea comenzó a las 4:20 en el bar “Acuario”, ubicado sobre San Martín y pasaje Intermedio. Al ingresar al lugar la policía comenzó con la identificación de los clientes; a la propietaria no le agradó la visita de los agentes y comenzó a gritar.

En ese momento, un individuo corrió hacia el exterior y los uniformados advirtieron que se tomaba la cintura. Entonces, se inició una persecución que concluyó a dos cuadras del bar, en Patagonia y San Martín.

Los efectivos constataron que el hombre, identificado por la policía como Diego Martín Ivancovich, tenía en su poder un revólver calibre 22 largo con cinco balas en su tambor. Tras la identificación, fue conducido a la comisaría en averiguación de los delitos de portación ilegal de arma de fuego.

Por la mañana Ivancovich fue sometido a la respectiva audiencia de control de detención y formalización de la investigación en la Oficina Judicial, donde la Justicia lo imputó por el mencionado delito y luego decretó su libertad.

OTROS DOS A SUS CASAS

En tanto, Facundo Echanis (19) y Pablo Levie (18), quienes el viernes fueron sorprendidos por la policía en el barrio Stella Maris con armas, fueron ayer sometidos al acto judicial, donde el juez de turno los acusó y luego recuperaron la libertad.

Con el caso del joven Axel David Barra (18), a quien le incautaron una pistola 9 milímetros durante el procedimiento efectuado en relación al homicidio de Gustavo Flores ocurrido hace siete días en la extensión del Máximo Abásolo, fueron cuatro los detenidos con armas durante la semana y ninguno quedó preso.

Los dos jóvenes del Stella Maris fueron vistos caminar armados sobre la calle Saturnino López al 2.400. Tras ser perseguidos, los uniformados de la Seccional Tercera ingresaron a la vivienda en persecución de los sospechosos y hallaron un revólver calibre 32 con numeración de serie limada y un revólver calibre 22 con dos cartuchos a bala en el interior. Otro proyectil estaba atascado en el tambor.

En infracción al artículo 189 bis del Código Penal los sujetos fueron imputados por portación ilegal de armas de fuego, delito que al parecer es excarcelable.

Compartir