Compartir

Tal como estaba previsto y en el marco de brindar seguridad a la población en general, en diferentes sectores de la ciudad, con personal de distintas comisarías y el refuerzo de efectivos de brigadas especiales que fueron enviadas por decisión de la Secretaría de Seguridad provincial, durante el fin de semana se observó una amplia presencia policial desarrollando operativos de seguridad con inspección vehicular e identificación de personas.

Si bien los operativos se realizan cotidianamente y de manera sorpresiva en diferentes jurisdicciones, en esta oportunidad se desplegaron de manera más amplia que los habituales, previendo acentuar la presencia de uniformados y desalentar eventuales enfrentamientos entre sectores antagónicos.

La presencia policial se acentuó entonces entre las 19 y la 1 de la madrugada, amplio segmento horario que logró -de acuerdo a los informes de jefes policiales- cumplir con el objetivo principal de reducir la comisión de delitos contra la propiedad y la integridad física de las personas, brindar protección a los transeúntes y evitar la venta en forma clandestina de alcohol a menores y fuera del horario estipulado, conforme a las ordenanzas y leyes vigentes.

En la zona oeste, con el comisario Fernando Mora y los oficiales Lobos y Villablanca a cargo de los operativos, durante el accionar policial se identificaron cerca de trescientas personas, se labraron actas de infracción municipal por diferentes motivos, como el consumo de alcohol en la vía pública y la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad, y se controló documentación vehicular sin que se registraran mayores inconvenientes con los vecinos involucrados.

Compartir