Vestidos de policías simularon un allanamiento en un domicilio de Km. 8 para robar

Compartir

Cuatro individuos desconocidos, al menos tres de ellos vestidos con uniformes policiales, se apersonaron la noche del pasado lunes en el domicilio de un vecino y propietario de un modesto taller mecánico de Km. 8, a quien le esgrimieron una orden de allanamiento apócrifa firmada por un juez de apellido Carrizo (inexistente) y le manifestaron que llevarían a cabo la diligencia judicial en búsqueda de joyas, dinero y armas de fuego.

La desconfianza del dueño de casa hacia los presuntos policías y el alerta de que en forma inmediata llamaría a su abogado para estar presente en el allanamiento, evitó que se concretara un delito mayor, ya que los supuestos policías se marcharon en el vehículo que habían llegado, aduciendo que regresarían minutos después con fuerzas especiales como el Grupo de Operaciones Policiales -GEOP- e Infantería.
¿NUEVA MODALIDAD DELICTIVA? 
Tanto la Brigada de Investigaciones como efectivos policiales de Km. 8 se encuentran abocados a investigar este caso por demás curioso y particular que tuvo lugar alrededor de las 23 del lunes en el domicilio del vecino José Luis Zaneta, situado en la zona de asentamientos ilegales que se encuentra detrás del Supermercados “La Anónima” de Km. 8.
Según el denunciante, un hombre que trabaja en su propio taller como mecánico y de los primeros referentes por legalizar la situación de los terrenos del lugar, aproximadamente a las once de la noche una de sus hijas y ante el llamado exterior, atendió en el portón a un hombre vestido de policía, quien extendía una orden de allanamiento para dicho domicilio.
Detrás del supuesto policía se encontraban otros tres hombres, al menos dos de ellos esgrimiendo armas largas y también uniformados. El dueño de casa recibió el escrito del allanamiento que tendría cierta similitud con las órdenes habituales, que firmaba en este caso, un juez de apellido Carrizo. Andaban en búsqueda de joyas, dinero, armas de fuego y otros elementos.
“Está bien, pero como no veo policías de la Comisaría de Km. 8 a quienes conozco, voy a llamar a la Comisaría para que estén presentes…” le dijo el desconfiado vecino al supuesto oficial que le dijo que no era necesario, que ellos ya habían pasado por la dependencia de zona norte a informar de la diligencia judicial que pensaban llevar a cabo.
MISTERIO E INVESTIGACIÓN 
“Entonces voy a llamar a un abogado para que esté presente durante el allanamiento” habría vuelto a manifestar el mecánico y dueño de casa. Ante la actitud del vecino, los supuestos policías dijeron que se retirarían unos minutos y volverían con fuerzas especiales para llevar a cabo la diligencia judicial. Los cuatro desconocidos ascendieron al vehículo en que llegaron y se marcharon. Todo esto transcurría entre las 23 y 23:25 aproximadamente y el mecánico José Luis Zaneta se comunicó en forma inmediata con la Comisaría de Km. 8 poniéndolos en conocimiento de la situación. Hasta el lugar llegarían luego un oficial de servicio y otros dos uniformados más. Lo cierto es que los falsos policías no regresaron al lugar y ahora tanto la Brigada de Investigaciones como la policía de Km. 8 se encuentran abocados a dilucidar y tratar de dar con los desconocidos que actuaron al menos dos de ellos, esgrimiendo armas de fuego que serían escopetas. También cuentan con la orden de allanamiento “trucha” para estudiarla y procurar saber su origen. En las próximas horas podrían surgir novedades al respecto.
Compartir