Compartir

Es autoría del legislador Gustavo Reyes, del Frente para la Victoria. Hubo momentos de tensión en la Legislatura por su duro enfrentamiento con el secretario general de la Asociación Provincial de Empleados Legislativos, Ángel Sierra.

El diputado del Frente para la Victoria Gustavo Reyes tuvo un duro enfrentamiento con el secretario general de la Asociación Provincial de Empleados Legislativos, Ángel Sierra, luego de que éste supiera que el legislador había presentado un proyecto de resolución abrogando la Resolución N° 209/08.
Hay quienes aseguran que el comodorense se enojó con el sindicalista porque se le denegó la posibilidad de ingresar a un conocido a la Defensoría del Pueblo con sede en Comodoro Rivadavia. Cabe recordar que se acordó el ingreso de treinta personas a la Legislatura, entre ellas una por cada diputado. Sierra le habría dicho a Reyes que su ingresante debía cumplir funciones en la Casa de las Leyes y no en otra dependencia, cuestión que molestó al joven legislador.
Esta sería la causa por la que ingresó el proyecto, que promueve dejar sin efecto la resolución que se aprobó en julio del 2008, mediante la cual Legislatura se suma a la acordada N° 3.583/06 del Superior Tribunal de Justicia para no pagar ganancias.
La Resolución de la Cámara estableció un adicional por Responsabilidad Funcional que quedó exento del Impuesto de Ganancias. La normativa fijó en su artículo 4°, que los ítems Responsabilidad Funcional y la Zona Desfavorable sobre la Responsabilidad Funcional sean “los únicos rubros componentes de la remuneración bruta no gravados por el impuesto”. Dicha medida también abarca al personal legislativo.
Derogando totalmente esta iniciativa, los diputados y empleados estarían en condiciones de pagar el impuesto. La discusión fue fuerte y muchos aseguran que fue el verdadero motivo por el que se suspendió la sesión del jueves. La presidenta del bloque del Frente para la Victoria, Argentina Martínez, mostró su enojo por la situación y, hay quienes aseveran que previendo que su par Reyes presentase el proyecto sobre tablas estando presente el sindicalista Sierra en las barras, impidió que se concretara la sesión a fin de evitar mayores problemas. A esto se le suma el disgusto de los empleados de la Casa que quieren que continúe el beneficio que los exceptúa de pagar el impuesto.
Compartir