Compartir

Una madrugada trágica vivió Comodoro Rivadavia. Es que en un lapso de cuatro horas se registraron tres graves accidentes que dejaron por lo menos seis lesionados y dos víctimas fatales: Fernando Ramón Guzmán (42) y Axel Santiago Quiñones (18).

Los fallecidos protagonizaron la segunda colisión de la noche ocurrida en la rotonda ubicada entre Kilómetro 5 y Kilómetro 8, en la zona del hotel “El Secreto”, donde hace diez días perdió la vida Adela Aguilar, una mujer que circulaba junto a su nieto de 8 meses, por ruta 1 desde Kilómetro 8 y antes de llegar a la rotonda chocó con un remís conducido por Jorge Bellido.

Según informaron fuentes oficiales de la Seccional de Kilómetro 8 a Diario Patagónico, el accidente fatal ocurrió alrededor de las 2:30. A esa hora, Axel Santiago Quiñones, de Rada Tilly, se dirigía junto a Pablo Nahuelanca y un menor de 17 años identificado con las iniciales L.C. hacia Kilómetro 8 desde Kilómetro 5 por la ruta 1. Lo hacía en un Volkswagen Gol, dominio FKS 330.

Según testigos, el joven protagonizaba una carrera callejera junto a otros dos vehículos de la misma marca, e intentó superarlos por el carril contrario, impactando de frente en la mitad de los dos carriles contra un Renault Sandero -dominio HFL 421- conducido por Fernando Ramón Guzmán (42), de Kilometro 8, quien iba solo.

Ambos conductores fallecieron minutos después del accidente y no alcanzaron a recibir asistencia médica, quedando atrapados en los habitáculos. Por su parte, los acompañantes de Quiñones salieron por sus medios, pese a los diversos golpes y politraumatismos en la cabeza que sufrieron, y se encuentran internados en el Hospital Regional.

En el hecho tomó intervención personal del sistema sanitario de la ciudad, Criminalística, y el Fiscal de Turno, Martín Cosmaro.

Se supo que en un primer momento los otros rodados involucrados se dieron a la fuga. Luego uno de ellos habría sido identificado, pero desde Fiscalía no se ordenó la detención por carecer de pruebas suficientes. Ahora, ambos cuerpos serán sometidos a autopsias que determinarán si hay rastros de alcohol en sangre y las causas de muerte.

UNA JOVEN GRAVE

Los tres accidentes de tránsito de ayer, por sus características, movilizaron a personal policial, de Tránsito y al sistema sanitario de diversas zonas de la ciudad. Todo comenzó alrededor de las 12:05, según confirmó el inspector Miguel Yefilaf, jefe de turno del Departamento de Tránsito.

A esa hora en el kilómetro 1.819, un camión Mercedes Benz -dominio AKM 467- que circulaba en dirección sur, chocó de frente contra un Ford K – AIW 792- que estaba estacionado sobre la banquina, esperando que disminuya el tránsito.

Se presume que el chofer del camión, identificado como Damián Castaño, tomó fuerte una curva y se fue del camino. Esto provocó que intentara retomar la ruta cambiándose de carril y chocando de frente contra la pequeña unidad ocupada por Micaela Caris (20), Antonella Pizzonia, Angel Ezequiel Paredes y Carlos Cardozo. Sin embargo, una segunda versión asegura que el Ford K también estaba en movimiento.

Hasta el lugar del hecho llegaron cuatro ambulancias que trasladaron de urgencia a los heridos hasta el Hospital Regional. Caris, quien conducía la unidad y vive en Próspero Palazzo, se encuentra en terapia intensiva en grave estado. Mientras que Pizzonia sufrió fractura de femur, Paredes lesiones en el rostro y Cardozo fractura en una rodilla, informaron desde la Seccional de General Mosconi.

Por su parte, al chofer, afectado a la empresa Cruz del Sur y quien venía desde el norte del país, se le practicaron los exámenes de rigor y quedó en libertad. Mientras que el camión y el semi quedaron secuestrados preventivamente.

HERMETISMO POLICIAL

El tercer accidente de la noche ocurrió en el centro de la ciudad y fue el de menor gravedad, pero más confuso ante el hermetismo policial. Eran las 4 de la madrugada cuando se produjo el choque de una Ford Explorer -dominio BMY 829- conducida por Silvio Eduardo López (26) y el móvil policial 582 de la Seccional Primera.

Según se informó, el patrullero, un Volkswagen Gol -NCC 387- habría cruzado el semáforo en rojo e impactado a la camioneta. El golpe fue tal que la Explorer terminó impactando contra la escalera de la sucursal céntrica de supermercados La Anónima.

Por fortuna los ocupantes solo sufrieron heridas leves. Sin embargo, desde la Seccional y la Unidad Regional se evitó brindar mayor información.

Compartir