Compartir

El primer debate televisivo de precandidatos comodorenses tuvo espacio en Ciudad Abierta, el programa de todos los martes a las 22 en Canal 9. Esta vez, participaron dos que quieren ser intendente: Ana Llanos (Frente para la Victoria) y Sergio Bohe (Chubut Somos Todos). José Gaspar (Unión Cívica Radical) faltó a la invitación, pese a que había confirmado su presencia.

El debate de anoche giró en torno al combate al consumo de drogas entre jóvenes, la violencia urbana y la inseguridad como principales problemas en la ciudad. Siempre con la conducción de Raúl Figueroa y acompañado por los informes de Marcelo Vidal y Ornella Vezzoso.

“No veo una guerra de narcos. Sí veo una falta muy necesaria de prevención. Hay una Fundación como Nuevo Comodoro que ha hecho una capacitación en este tema. Hay que articular con las organizaciones que están y con las iglesias, y hay que ser creativos porque hay mucho recurso y hay que recapitalizar”, apuntó Bohe, quien fuera viceintendente de Comodoro entre 2007 y 2011.

En ese mismo sentido, apuntó la importancia de un trabajo Municipio-Provincia, además de reimpulsar a la “policía de proximidad” como la Comunitaria. “Y también una iniciativa como la Escuela de Padres porque hay muchos papás que no saben qué herramientas usar”, añadió.

Por su parte, Ana Llanos aprovechó para destacar la labor desempeñada en el área de Desarrollo Humano de Comodoro Rivadavia que ella encabeza desde 2011. Así fue cómo remarcó las acciones coordinadas entre Municipio, Provincia, Nación y las redes comunitarias. “Tenemos una ciudad desmadrada, hay que poner orden. Recibimos un municipio sin orden; hoy le metemos 14, 15 horas de trabajo diario”, explicó.

INSEGURIDAD

Otro de los temas abordados fue el de la inseguridad, donde los precandidatos vieron los informes sobre lo sencillo que es conseguir un arma en Comodoro y cómo las sentencias por portación de arma consisten en abonar entre 100 y 1.000 pesos para aquel que violó la ley. Allí apareció el problema del alcohol entre los jóvenes, muchas veces motor de la violencia, y Llanos consideró la regulación de la venta. Una suerte de “ley seca”.

“De la década del 20 en adelante, se demostró que la ‘ley seca’ no funciona. Es más simple ir a la fuente misma, que son los proveedores. Sería un control más comercial que de seguridad. Y haciendo un mapa del delito, ir al hueso porque la venta de alcohol después de determinada hora no figura en el mapa del delito”, sostuvo Bohe con la intención de contrarrestar a Llanos.

“A veces les pregunto a los chicos por qué toman y me dicen que es porque les invitan. Hay que restringir en este momento el alcohol”, aseveró. “Está haciendo un buen desempeño nuestra Seguridad municipal con este tema”, señaló Llanos en relación al control que hace el área a cargo de Carlos Marsó.

Ante la ausencia del concejal Gaspar, que ya se presenta como precandidato a intendente por el radicalismo, la producción de Ciudad Abierta aprovechó que Llanos llevó a una “Anita” (la curiosa muñeca de peluche que los militantes de su espacio político bautizaron como su referente) para sentarla en la silla que quedó vacía por el faltazo.

Compartir