Compartir

Con un planteo táctico distinto al jueves, el conjunto de Capital Federal supo estirar una ventaja que aguantó durante casi todo el partido y en el final lo definió para dejar empardar. Santiago Scala con 19 puntos fue el goleador del encuentro. El martes y jueves continúa la serie en la “Bombonerita”.

No pudo ser una localía perfecta para Gimnasia Indalo, que cayó 64-62 ante Boca Juniors en el segundo partido por la serie playoff correspondientes a los cuartos de final de la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol, que ahora está empatada 1-1.

El partido fue dirigido por Daniel Rodrigo, Roberto Smith y Oscar Martinetto. El mismo, tuvo parciales por cuarto de juego de: 18-26, 32-42 y 42-49.

Un planteo táctico distinto mostró Ronaldo Córdoba desde el inicio del segundo juego, con Isaac Sosa como titular, jugador que fue pieza clave en el andamiaje. El “Verde” entró muy errático en el juego interior, con llegada pero sin eficacia. En contrapartida, el “Xeneize” fue consolidándose a través de la tarea del puertorriqueño, que con la marca personal de Leonel Schattmann, se las arregló para jugar en todo el frente de ataque y anotar.

El equipo de Gonzalo García no utilizó mucho el pick and roll y además, no tuvo mucha posibilidades de realizar su tradicional juego exterior, ante una marca abierta en la defensa visitante. Samuel Clancy apareció en algunos pasajes, lo que produjo una levantada al igual que el ingreso de Santiago Scala por unos instantes, aunque en el segundo cuarto y luego de una interrupción larga por una falla en los tableros, el trámite se volvió chato, parecido al último jueves.

Dicha situación la aprovechó Boca, que con un parcial 12-0 volvió a sacar la máxima de 14 puntos, basado en su juego exterior (6 de 9 en triples). Los de García lucieron muy apurados en cada ataque, sin buenas decisiones, y se fueron al entretiempo con gran preocupación.

En la vuelta al complemento el partido se hizo muy dinámico con ataques y contraataques, sin pausa y con mucha ineficacia por ambos lados. Boca bajó notablemente su porcentaje en triples, que no pudo aprovechar el local porque produjo una idéntica situación en materia ofensiva, más allá de jugar con Nicolás De Los Santos, Scala y Schattmann gran parte del tercer cuarto, errando jugadas insólitas por momentos, en un parcial que terminó 10-7.

En el último período Gimnasia Indalo sumó notablemente desde afuera y adentro. García pudo a Diego Guaita debajo del tablero por Clancy y respondió bien, cerrándoles las marcas a Boca que se apoyó en un inefectivo Pedro Calderón. El local se vino y con un doble de Scala a falta de poco, el “Verde” pasó a ganar, pero Córdoba pidió minuto, reordenó las cosas, y con apariciones individuales sacó un triunfo de la galera en el final.

Compartir