Compartir

La Fiscalía confirmó que hay dos denuncias. Ayer se conoció el segundo caso en el que una niña de 6 años le confesó a su madre que el maestro las llevaba al baño en el recreo a ella y otras compañeritas y las tocaba. Los padres marcharon por el centro y se reunieron con el viceintendente Carlos Linares. El Ministerio de Educación confirmó el desplazamiento de la directora y de dos vicedirectoras de la escuela que ahora se halla bajo una auditoría interna.

Ayer alrededor de 50 padres de los alumnos de la Escuela 83 impidieron el inicio de las clases exigiendo garantías al Ministerio de Educación para enviar sus hijos al colegio ya que se conoció un segundo caso de abuso sexual.

Los padres se mostraron molestos porque los directivos querían iniciar la jornada de clases con normalidad, por lo que un grupo de 50 personas se instaló en los accesos y no dejaron entrar a los niños, e incluso marcharon por la calle San Martín bajo la lluvia exigiendo la separación del cargo de la directora, Elina Alarcón.

Mientras, tanto en el interior como en el exterior de la escuela se dispuso presencia policial como manera de prevención.

Los padres se enteraban con estupor del nuevo caso, contado por una madre en base a lo que le había confesado su nena de 6 años, luego de que en uno de sus cuadernos aparecieron dibujos obscenos.

“Yo fui a hacer la denuncia en la Comisaría de la Mujer. Primero la hice en la escuela. Ahora voy a buscar un abogado para que me asesore porque en las últimas horas mi nena de 6 años comentó que ella entraba en el baño en el recreo y las maestras se iban a tomar sol al patio, a tomar café, mate, y cuando ellas iban a hacer pis, él (el maestro acusado) entraba y cerraba la puerta con llave del baño e iba puerta por puerta en los bañitos de las nenas y la que estaba sentada en el inodoro, él se escupía la mano (mi nena me muestra como lo hacía) para pasársela por la vagina y la colita” comentó Melina a Diario Patagónico.

“Ella vio cuando violó a un nene y a su amiguita. Dijo que su amiguita tenía sangre en la cola y que le dolía la colita. Todo eso en los recreos. Mi nena se hacía pis para no ir al baño porque sabía que en el baño estaba él. Es más, un día me la tenía encerrada, casi media hora la tuvo encerrada, para darle miedo. Y me dijo que si ella hablaba, mataba a su papá” confesó Melina con respecto a lo que le contó la inocente.

LOS DIBUJOS

Los padres de la niña que cursa primer grado en la Escuela 83 encontraron en un cuadernito de ella dibujos obscenos que les llamaron poderosamente la atención y que dijeron pondrán a disposición de la Justicia.

“Ella dibujó tal cual es él (el maestro denunciado), dibujó un hombre gordo. A los anteojos los deja al costado y dibujó sus partes íntimas. ¿Una nena de seis años te va a dibujar esto?”, se preguntó la madre que ayer mostraba indignación por el calvario que su nena le contó.

“La verdad hasta fotos con poses se sacó; hacía que ella se agache. ‘Mamá nos hacía poner en cuatro y mi compañerito me ponía sus ‘canicas’ en mi cara’. Marcelo me decía que tenía una boquita chiquita y linda”, detalló Melina sobre los abusos que le contó su hija.

Los padres marcharon por el centro, donde algunos automovilistas acompañaron con bocinas y otros se molestaron por el entorpecimiento del tránsito. En las puertas de la Municipalidad los recibió el viceintendente Carlos Linares, quien los escuchó y les comentó lo que el ministro de Educación, Rubén Zárate, le había adelantado la intervención de la escuela.

Por su parte Carla y Romina reclamaron por la desaparición de las actas de reclamo por los comportamientos violentos del maestro. También pidieron más apoyo del resto de padres de la escuela, teniendo en cuenta que el depravado cubría turnos tanto a la mañana como a la tarde.

SEPARACION DEL CARGO

Finalmente, el ministro Zárate confirmó que se inició una auditoría con documentación relevada de los últimos dos años de gestión directiva y que se separó de sus cargos a los integrantes del equipo directivo de la escuela, tras las denuncias por abuso. También confirmó la intervención directa del colegio.

“Iremos hasta las últimas consecuencias porque este tipo de situaciones, cuando se comprueban, deben castigarse de manera contundente. Es necesario que la escuela sea garantía del derecho a la integridad física de niños, niñas y adolescentes” expresó el ministro.

Indicó que la auditoría abarcará “no sólo a la actual gestión, sino también a la gestión anterior dado el relato que han tenido los padres sobre el proceder de la anterior dirección de la escuela y que de alguna manera permite tener la hipótesis de que ha habido alguna situación poco cuidada de parte de la anterior Dirección”.

La que estará a cargo de la escuela del nivel primario ahora será Graciela Perdomo, desplazándose tanto a la directora como a las dos vicedirectoras. Mientras, hoy habrá nuevas reuniones y marchas para exigir el esclarecimiento del caso y que se detenga al maestro depravado, quien según versiones se hallaría en la provincia de Catamarca.

Compartir