Compartir

Este nuevo caso de violencia contra la mujer se produjo ayer a las 13 en un sector de KM 14, donde un hombre le produjo varias heridas con un cuchillo a su mujer. Un par de horas más tarde, mientras la mujer era intervenida quirúrgicamente en el Hospital se conoció que el agresor fue hallado malherido muy cerca de donde había atacado a su mujer. También fue hospitalizado y ayer por la tarde se informó que ambos están fuera de peligro. El hombre tenía prohibición de acercamiento a su pareja.

Se trata del caso de violencia de género ocurrido cerca de las 13 de ayer en un domicilio de Km. 14 del cual se informa aparte. Mientras la mujer apuñalada por su marido era sometida a una intervención quirúrgica en el Hospital Regional ya que una de las heridas punzocortantes le había perforado un pulmón y mientras la policía de la Comisaría Mosconi buscaba al agresor -identificado por su propia esposa antes de desvanecerse-, a eso de las 16 una vecina de Km. 14 daba cuentas de un hombre moribundo en una obra en construcción en una calle paralela a la calle Código 3.130 al 2.300, donde se produjo el hecho de sangre que dejó malherida a la mujer.

Esta vez, una niña que jugaba en cercanías de una obra en construcción, observó a un hombre tirado y con grandes manchas de sangre alrededor de su cuello, por lo que raudamente corrió a su casa y le informó a su mamá, quien tras constatar la presencia de un hombre aparentemente apuñalado y en grave estado, llamó a la policía.

Cuando llegaron los uniformados de la Comisaría Mosconi, descubrieron que se trataba del mismo hombre que buscaban por agredir con violencia a su mujer y que desde hace 20 días tenía prohibición de acercamiento al hogar por parte de la Justicia.

Se trataba de Rubén Encinas (40), quien tal vez atormentado por la violencia ejercida contra la humanidad de su excompañera, atentó contra su propia vida. Dado su aparente grave estado, llamaron de urgencia una ambulancia que luego escoltaron y abrieron paso, hasta llegar a la guardia del Hospital Regional.

Ya a últimas horas de la tarde, se informaría que mientras la mujer se encontraba en estado de observación, su expareja también, aunque la vida de ambos no corría peligro.

 

Compartir