Compartir

Mientras los padres de los alumnos estaban reunidos durante la tarde con el ministro provincial de Educación, Rubén Zárate, la Brigada de Investigaciones allanó tres viviendas vinculadas al docente acusado de abusos sexuales. Se incautaron teléfonos celulares, computadoras y tabletas que contienen videos eróticos, informó la policía. Durante la mañana un grupo de padres protagonizó junto a maestros y al viceintendente la “Marcha por una educación sana”.

Se dirigieron hasta el Ministerio Público donde mantuvieron una reunión con el fiscal a cargo de la causa Marcelo Crettón, quien señaló que hasta ahora son dos los casos en los que se formalizó denuncia. Fuentes judiciales también confirmaron que el maestro presentó un escrito en la Fiscalía en la que designa a un abogado defensor “por los hechos de público conocimiento”.

La Justicia de Comodoro Rivadavia avanzó ayer en forma silenciosa sobre el caso del docente denunciado de haber cometido al menos dos abusos sexuales contra alumnos de la Escuela 83. Los procedimientos realizados durante la tarde alcanzaron al propio edificio educativo en momentos en que se desarrollaba una reunión entre padres y autoridades educativas.

De acuerdo a los datos recabados por Diario Patagónico, el fiscal general Marcelo Crettón solicitó cuatro órdenes de allanamiento y dos requisas vehiculares que fueron autorizadas por el juez penal Hugo Américo Juárez.

Las inspecciones domiciliarias comenzaron a las 14 y se extendieron hasta las 18 en tres inmuebles relacionados al docente investigado. Uno se realizó en Kilómetro 8, otro en el barrio San Martín y el restante en el Máximo Abásolo. El cuarto allanamiento se cumplió en la escuela de Rivadavia y España como ya se mencionó.

Las mismas fuentes precisaron que se incautaron aparatos electrónicos como teléfonos celulares, computadoras portátiles y tabletas, pertenecientes al docente. Entre el contenido de las computadoras se hallaban videos eróticos y material pornográfico, se indicó.

Todos los elementos fueron puestos a disposición del Ministerio Público Fiscal que enviará a analizar con peritos electrónicos toda la información que contienen los aparatos.

Mientras, los policías que actuaron en la inspección del establecimiento secuestraron documentación y otras pertenencias que utilizaba el docente. Todos los operativos fueron supervisados por el funcionario fiscal Cristian Olazabal.

Asimismo, se confirmó que el docente denunciado hizo llegar una nota a la Fiscalía en la que designa abogado defensor “por los hechos de público conocimiento”. Hay dos denuncias formales, pero hay padres también buscan sumar pruebas en otros dos casos, se conoció.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal informaron a Diario Patagónico que ayer ingresó una nota del maestro denunciado, quien confirmó que delegaba su defensa en el abogado particular Carlos Resller.

El maestro, que el viernes fue separado de sus cargos por el Ministerio de Educación, hizo saber que se encuentra en esta ciudad y que no está en su vivienda por temor a represalias.

“EDUCACION SANA”

Padres de alumnos de la Escuela 83, docentes y el viceintendente Carlos Linares marcharon ayer cerca del mediodía por las calles de Comodoro Rivadavia en defensa de la educación sana de los niños. El vicejefe comunal afirmó también que hay que salvaguardar al 99,9 por ciento de los maestros.

El viceintendente se reunió ayer a la mañana con padres de estudiantes la Escuela 83 en el edificio del Ministerio Público Fiscal y mantuvieron una charla informativa junto al fiscal Marcelo Crettón, que les explicó que son dos los casos de abuso por parte de un docente de apoyo formalmente denunciados ante la Justicia.

Linares, en diálogo con Diario Patagónico, comentó que la Municipalidad les brindó a los padres la asistencia de un abogado privado para seguir de cerca la causa. “Oficialmente hay dos denuncias. Sobre eso vamos a trabajar”, señaló Linares.

El viceintendente pidió proteger a los niños, pero consideró que también “hay que salvaguardar a los maestros, porque sino metemos a todos en la misma bolsa”. Para Linares el 99,9 por ciento de los maestros no tienen este tipo de comportamientos delictivos.

Al marchar bajo la lluvia junto al grupo de padres y también de docentes que recorrió ayer cerca del mediodía la zona céntrica, Linares planteó: “hay que defender el colegio público, el Colegio 83 es una gran colegio, un colegio de muchos años, el más viejo de la ciudad. Hay que proteger esto”.

Los manifestantes cortaron por varios minutos la ruta Nacional 3 en el acceso al centro desde la zona norte de esta ciudad. Lo hicieron con pancartas que reclamaban una “Educación sana” y a la vez advertía a los niños: “no se dejen tocar por nadie”.

La marcha fue acompañada por docentes y dirigentes de la Asociación de Trabajadores de Educación del Chubut. La titular de la Regional Sur del gremio, Rosario Flecha explicó que se pidió al Ministerio de Educación que se realicen psicofísicos de manera obligatoria a los docentes. “No te da una garantía, pero tenés un control de quiénes están frente a los chicos y más este perfil de docente de apoyatura de primaria que tiene que ser revisado una y otra vez. El principal responsable es el Estado que tiene que velar por los niños dentro del sistema”, argumentó.

Tras la primera denuncia presentada la semana pasada contra el docente de apoyo por el presunto abuso de un niño de 8 años, ayer formalizó la denuncia del caso que trascendió el lunes cuando la madre de una niña de seis años dio a conocer a través de dibujos los abusos a los que era sometida en el baño.

“Este Gobierno nacional, provincial y municipal cree que la protesta pública es válida, expresarse en paz, porque hay una bronca que hay que expresarla, hay que pedirle disculpa a la gente. Pero es una marcha justa”, sentenció Linares.

Compartir