Compartir

Las redes sociales tienen un gran impacto en la circulación de la información que generan de modo directo los ciudadanos y el viernes había sido noticia Rada Tilly a raíz de la imagen de un pingüino muerto en las costas, rodeado de basura. Esa situación generó un debate entre los usuarios de las redes, lamentando las condiciones de limpieza de la playa. Vanesa Baudino, titular del área de Ambiente de esa Municipalidad, aseguró que el mayor impacto se asocia al basural a cielo abierto de Comodoro Rivadavia, el cual está en proceso de cierre.

Vanesa Baudino es bióloga y encabeza la Dirección de Ambiente de Rada Tilly. Para explicar la situación registrada en los últimos días, separó el hallazgo del pingüino muerto de las condiciones de limpieza de las playas.

Según explicó, un único caso de un animal muerto no debe considerarse como zoonosis, como ocurrió con el caso del pingüino, así como en otras oportunidades aparecen gaviotas muertas o un lobito de mar como ocurrió el 3 de febrero.

“Cuando es un caso aislado, obedece a cuestiones biológicas de la especie, o situaciones de lucha, peleas o pariciones. Distinto es si hubieran sido varios, o más de tres o cuatro pingüinos considerando la dimensión de nuestra costa: en ese caso sí debería pensarse en autopsias, estudios y análisis”, indicó.

A la vez, dado que la crítica de los ciudadanos se enfocó en las condiciones de limpieza, ya que el cadáver del animal permaneció varias horas en el lugar, Baudino explicó que la comuna dispone de dos trabajadores que diariamente efectúan la recolección manual de los residuos sueltos en la playa, especialmente en el sector de las defensas costeras, cuyas formas similares a los panales favorecen el alojamiento de basura. También especificó que en temporada estival, el personal se cuadruplica, especialmente durante los fines de semana y feriados.

A esta tarea hay que añadir la recolección diaria de los residuos depositados en los contenedores presentes a lo largo de todo el paseo costero, y el repaso de las máquinas viales a las que se acude solo en casos de mar de fondo.

Sobre ese último aspecto, Baudino hizo una salvedad a tener en cuenta. “Nuestras playas son fósiles, no tienen renovación propia. Si nosotros pasamos máquinas lo que hacemos es ayudar a la fosilización, porque la compactamos cada vez más, la situación ideal sería dejar el residuo orgánico de algas y otras, porque esta nutre la arena y la hace más esponjosa, el problema es que esa carga biológica muchas veces viene con basura y ahí es cuando se pasa la máquina para poder sacarla. En realidad hay que evitar la máquina por esos motivos, no queremos que la playa se fosilice tan rápido, hay que ayudarla”, graficó.

BASURAL A CIELO ABIERTO

“Nosotros manejamos un compromiso ambiental importante”, señaló Baudino al explicar que el mayor impacto, también en lo que a residuos refiere, proviene del basural a cielo abierto. Expuso que su proximidad a las costas determina que Rada Tilly reciba la voladura de residuos por el viento también por deriva marina, producto del movimiento de mareas, además del lixiviado, residuo líquido que genera la putrefacción de la basura y que llega por marea a la playa. “El vecino de Rada Tilly tiene muchos contenedores para poder hacer su disposición, y prácticamente no tenemos voladuras propias, más que las que provienen de algunas obras cuando las tenemos sobre el frente de la costanera”, indicó.

“Además, el residuo está llegando también por arrastre del mar a la playa por deriva de la marea y eso lo vamos a tener hasta que se cierre el basural, y la gente aprenda a no tirar bolsas y residuos al mar”, destacó.

Hay que recordar que el basural municipal de Comodoro Rivadavia se encuentra en proceso de cierre. Su clausura y proceso de remediación se producirá en las próximas semanas, una vez que entre en pleno funcionamiento la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos en el Parque Industrial.

Compartir