Compartir

Gimnasia Indalo derrotó anoche como visitante a Peñarol de Mar del Plata por 89 a 86 y de esa manera pasó a liderar 2-1 en una de las series de semifinales la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol.

El partido, que se disputó en el Polideportivo Islas Malvinas, fue arbitrado por Daniel Rodrigo, Roberto Smith y Rodrigo Castillo, y tuvo parciales por cuarto de juego de 29-23, 41-36 y 62-61.

El equipo, que dirige técnicamente Gonzalo García, volverá a presentarse mañana desde las 21 en Mar del Plata cuando se juegue el cuarto partido de la serie y si gana se habrá clasificado para la final de Conferencia Sur, mientras que si se impone el “Milrayita”, igualará el playoff, y todo se definirá el domingo en el Socios Fundadores.

El partido comenzó muy parejo, ataque por ataque, pero con Gimnasia Indalo decidido a recuperar la ventaja. Ante la ausencia de Pablo Orlietti, el entrenador Gonzalo García apostó por Federico Aguerre para acompañar a Samuel Clancy en el juego interno y le dio resultado anotando un triple de entrada y luego un par de dobles.

Después de estar tres puntos abajo, despertó Leonardo Gutiérrez en Peñarol y embocó dos triples seguidos para cambiar la ventaja a favor del local. El “Verde” no perdía la concentración y empataba con un doble de Clancy y un robo convertido en bandeja por Nicolás De Los Santos, aunque otra vez Gutiérrez marcaba el territorio desde el perímetro con su tercero personal.

Con el partido palo a palo, el base “mens sana” desafió nuevamente con un triple pero Peñarol, muy efectivo con sus triples, anotaba el quinto en el cuarto con la muñeca de Franco Giorgetti. Con diferencia de tres para el “milrayitas” pero observando ventajas en el poste bajo, García metió a Diego Guaita y acertó con dos dobles. Pero Peñarol se quedaría con una ventaja gracias a un triple sobre la chicharra de Fernández para poner el marcador 29-23.

En el segundo cuarto, pese a lastimar de entrada con un triple, Gimnasia Indalo tuvo un desliz en el buen trabajo en defensa que estaba realizando y lo aprovechó Alejandro Konsztadt con dos dobles consecutivos.

Sin embargo, el “Verde” reaccionó otra vez con un triple de Leonel Schattmann y un doble de Santiago Scala para ponerse dos abajo. Fue ‘Leo’ Gutiérrez quien aumentó la distancia una vez más con un triple y a partir de allí, el partido se tornó poco creativo y con muchas fallas de ambos equipos.

Gimnasia Indalo desaprovechó varias oportunidades y llegó a siete pérdidas en los dos primeros cuartos, la mayoría en este parcial. Por este motivo, la ventaja se mantuvo a favor del local por 41-36.

En el tercer cuarto, apareció el Gimnasia Indalo que se lució en la última parte de la fase regular con cuatro puntos clave: una férrea defensa que forjó desde el primer cuarto pero que potenció con mucha garra y con Clancy enfocado en bloquear la pintura; un juego colectivo que nacía desde la presión en defensa para hacer equivocar al rival y se transformaba en una corrida feroz hasta terminar en anotación; y un encendido De Los Santos que, imparable para la defensa ‘milrayita’, penetró cuándo y cómo quiso. Así, el “verde” pasó al frente en el marcador. Pero cometió un error: lo dejó tirar al experimentado Gabriel Fernández y desde el perímetro éste no perdonó: dos triples y un doble para él, para evitar que su equipo pierda la brújula y se mantenga arriba, aunque tan sólo por un punto y con el partido para cualquiera de los dos.

En el último cuarto y como se esperaba, el partido fue ataque por ataque. Leo Schattmann aportó triple y doble para que Gimnasia Indalo se mantenga arriba, pese al desperdicio de tiros libres (9 en total). El juego de la visita era notablemente superior y con recursos más variados, pero como durante todo el partido, Peñarol se mantuvo gracias (nada más que) a sus triples, sumando tres más con Alejandro Diez, Luciano Masarelli y Martín Osimani y los libres que, contrario al “Verde”, sí metía.

Así, sin merecerlo pero aprovechando chances, Peñarol se puso arriba por cinco a falta de 2:15 minutos. Lo mejor que pudo hacer Gimnasia Indalo es no desesperarse. Defendió concentrado cada pelota y manejó con inteligencia los ataques sin apurarse. A De Los Santos sólo podían bajarlo con falta y por fortuna ahora sí convertía los simples, además se asistir a Aguerre para un triple.

Sin embargo, Peñarol con muy poco, lo hacía fácil: pase a Massarelli que tiene una gran mano y triple más falta para empatar el partido. Los últimos segundos fueron angustiantes. Aguerre cometió una falta en ataque pero Gutiérrez sólo metió uno de los libres y en la última jugada de Gimnasia Indalo, De Los Santos no desentonó con su partido personal, pensó bien, penetró y metió el doble a falta de cinco segundos. Peñarol, nervioso, desperdició su chance y sólo hubo tiempo para un par de libre del chico Federico Giarraffa para cerrar una enorme y merecida victoria como visitante de Gimnasia Indalo por 89-86, con 27 puntos De Los Santos. El conjunto ‘mens sana’ puso la serie 2-1 y recuperó la ventaja de la localía, aunque si gana mañana ya podrá ser finalista de la Conferencia sur.

Compartir