Compartir

En una irracional y violenta reacción derivada de un roce de tránsito un joven asesinó de un tiro en la cabeza a un anciano de 86 años en la puerta de su casa de Melchor Romero. El episodio conmovió al barrio y nadie encuentra una explicación. Tampoco lograron identificar y detener al asesino.

El hecho ocurrió el sábado cerca de las 20 en la vereda de 521, entre 136 y 137. Dos horas antes, en ese mismo lugar, la víctima, Antonio Caldarone (86) realizó un procedimiento que hacía todos los días: marcha atrás, sacó del garaje de su vivienda su VW Gol azul para hacer un mandado. Mientras concretaba la maniobra por 521 transitaba un coche blanco que no advirtió el movimiento y embistió al Gol.

Hasta allí nada fuera de lo común. Caldarone bajó de su vehículo, miró con resignación el resultado del choque y cruzó unas palabras con el otro conductor. “Pasá en un rato que te doy todos los datos para el seguro”, le dijo.

A las dos horas ocurriría la tragedia. Dos muchachos tocaron el timbre y los atendió Caldarone. La conversación subió de tono. Pero nada hacía prever el desenlace de furia. El muchacho habría sacado un arma y disparó al anciano. Lo fusiló. Al escuchar la explosión, la mujer del jubilado corrió hacia la puerta y se encontró con el hombre tendido en el piso. Cuando llegó la ambulancia, ya estaba muerto.

De acuerdo con la información reunida por personal del destacamento policial de La Unión y la DDI La Plata, el agresor y un acompañante –ambos tendrían entre 25 y 30 años- corrieron hacia la esquina de 136 y subieron a un vehículo claro, mediano y escaparon.

Caldarone era un mecánico que vivió más de 40 años en el barrio. A dos cuadras del lugar del homicidio tenía un taller especializado en tren delantero. Hasta el sábado al mediodía, había atendido el local como todos los días.

Anoche, el fiscal a cargo el caso, Fernando Cartasegna, dijo a Clarín que “hay elementos para identificar por lo menos a uno de los atacantes”. Los peritos levantaron muestras dactilares y otros elementos en la vereda donde asesinaron a Caldarone. Tendrían incluso una prenda que pertenecería a uno de los responsables del homicidio. También se están relevando las filmaciones de varias cámaras de seguridad instaladas en la zona.

En los últimos días mataron a tres jubilados en La Plata, pero en ningún caso se trató de situaciones de inseguridad: el 4 de junio encontraron en Tolosa a un matrimonio degollado. Los habrían matado sus sobrinos para robarles dinero.

Y ahora por un mínimo incidente de tránsito, fusilaron a Caldarone. “Todos casos de violencia inexplicable”, se lamentó anoche el fiscal Cartasegna.

Otros casos
El 5 de abril pasado, dos conductores, ambos armados, resolvieron una discusión de tránsito en pleno centro de Santa Fe capital con una brutal balacera. Los dos murieron. Emanuel Galarza, de 20 años y recientemente egresado de la policía, manejaba su Ford Falcon mientras que Gerardo Matterson, de 34 años y prófugo de la Justicia con pedido de captura por un crimen, conducía su moto. Tras un fuerte intercambio, cada uno siguió su camino, pero el motociclista lo siguió y se produjo el fatal enfrentamiento.

El 23 de marzo, Marcos Negro, de 44 años, murió luego de ser brutalmente golpeado por los hermanos Oscar y Mario Pesutto, en Villa María, Córdoba. Todo surgió porque la víctima no había dejado pasar al auto en el que viajaban los agresores. Tras cruzar un puente, se bajaron y lo sometieron a una feroz golpiza. Tras acudir al hospital, Negro se descompuso en su casa y murió horas más tarde.

Compartir