Compartir

El equipo de Gonzalo García volvió a hacerse fuerte afuera de casa, ganó la serie final 3-0 y ahora espera por el ganador de la serie de la zona Norte que saldrá del duelo entre Quimsa de Santiago del Estero y San Martín de Corrientes.

Gimnasia Indalo derrotó anoche como visitante a Quilmes por 68-59 y se consagró campeón de la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol con un score de 3-0. De esa manera, el equipo que dirige Gonzalo García logró una plaza para la próxima edición de la Liga de las Américas y luego de nueve años, volverá a jugar una final liguera.

El partido, que se disputó en el Once Unidos de Mar del Plata, tuvo el arbitraje de Alejandro Chiti, Daniel Rodrigo y Roberto Smith, y tuvo parciales por cuarto de juego de 12-11, 30-31 y 47-48.

El encuentro fue un calco de lo que fue el segundo juego disputado en Comodoro Rivadavia. Arrancó con goleo bajo a tal punto que en los primeros diez minutos el local ganaba por sólo un simple (12-11).

En el segundo cuarto, el encuentro se hizo más parejo. Por el lado de Quilmes, el que comandaba la ofensiva era el escolta Walter Baxley, mientras que en la visita, era el alero Diego Cavaco que marcaba desde zonas externas.

Y a pesar que el “Cervecero” logró sacar una pequeña luz de ventaja, con el goleo de Baxley, Maximiliano Maciel y Diego Romero, Gimnasia Indalo reaccionó para volver a ponerse en partido de la mano del base Santiago Scala que anotó puntos importantes para que la visita se mantenga con chances de triunfo.

Luego del descanso largo, el partido volvió a ser de mucha paridad. Baxley seguía comandando la ofensiva de Quilmes, bien acompañado por el base Luis Cequeira, mientras que en Gimnasia Indalo apareció Diego Guaita, quien se hizo fuerte en la pintura.

En el último cuarto, la visita sacó una pequeña luz de ventaja y con un triple de Scala a poco más de 1’50 para el final, dejó el marcador 57-61, por lo que se vino urgente el minuto pedido por el entrenador del dueño de casa, Leandro Ramella.

Sin embargo, repuso el local y con un doble de Diego Romero en la zona pintada, pero luego respondió Federico Aguerre con un triple, para volver a distanciar al dueño de casa.

A pocos segundos para el final, dobles de Samuel Clancy y Aguerre, sentenciaron la victoria para Gimnasia Indalo, que cerró la serie 3-0, se clasificó para jugar la final de la Liga Nacional de Básquetbol y además ya tiene un lugar para la próxima edición de la Liga de las Américas.

Compartir