Compartir

En medio del escándalo por las escuchas que salieron a la luz el fin de semana y que involucran al expresidente de la AFA, Julio Grondona y a varios dirigentes y árbitros por supuestos arreglos de partidos, la AFIP descubrió una sociedad no declarada, denominada «Todo pasa» y radicada en Estados Unidos. Uno de sus miembros es Pablo Lunati.

La Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) fue registrada el 14 de noviembre de 2014, cuatro meses después de la muerte de Grondona y lleva como nombre la famosa frase del anillo que usaba Don Julio. Según la justicia estadounidense, tiene sede en Doral, al sur del condado de Miami-Dade y está ubicada en el 10750 Nw de la 66th Street.

El árbitro, que está involucrado además en una causa por evasión fiscal, figura como miembro de la sociedad al igual que Víctor Gabriel Cimino, un cirujano plástico de origen latino, que además es propietario de una empresa de compra y venta de inmuebles en Massachusett.

Vale recordar que el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, le pidió a la AFA que «deje afuera a dos o tres árbitros que no tienen cómo justificar sus ingresos». Si bien no dio a conocer los nombres, se trataría de Lunati, Diego Ceballos y el asistente Ernesto Uziga. En este contexto, el presidente de la AFA, Luis Segura, se reunirá con Echegaray la próxima semana los pasos a seguir.

Echegaray advirtió que a Lunati se lo acusa de «una conducta fiscal irregular, defraudatoria e incompatible» en una causa por evasión que está a un paso del juicio oral. Si la Justicia lo condena, el árbitro podría quedar preso.

La AFIP puso el foco en siete propiedades a nombre de Lunati en las localidades de Caseros, Sáenz Peña, Santos Lugares y San Martín.Según informaron desde AFA, el árbitro tenía un ingreso mensual de unos 28.000 pesos, suma incompatible con sus inversiones: en 2009, por 463.599 pesos; en 2010, por 1.956.005; y en 2011, por otros 721.980.

En marzo, el polémico ábitro, de 48 años, recibió un revés en la causa ya que le rechazaron un pedido de suspensión de juicio a prueba hecho por sus abogados. Y se le negó la probation debido a que ya contaba con tal beneficio otorgado por el Tribunal Oral Federal Número 3 de San Martín en una causa por el uso de documento falso o adulterado.

Ahora se le suma un nuevo problema con esta sociedad que no fue declarada y que se llama «Todo pasa», con lo que eso representa.

Compartir