Compartir

La Selección dirigida por Gerardo Martino enfrentará a su par colombiano, que tiene como entrenador a José Pekerman. Será un encuentro de estilos individulaes y muchas individuales de jerarquía. Desde las 20.30 con televisación de la TV Pública y DeportTV.

El seleccionado argentino irá hoy por el pasaje a las semifinales de la Copa América frente a una Colombia que puede hacer historia por sí misma, pero también por el hecho inédito de que un ex entrenador mundialista del representativo albiceleste como José Pekerman elimine de una competencia oficial al equipo compatriota que alguna vez dirigió. El escenario de este cruce de estilos similares y muchas individualidades de jerarquía se llevará a cabo desde las 20.30 en el estadio Sausalito, de Viña del Mar, bajo el arbitraje del mexicano Roberto García Orozco y con la televisación para Argentina de la TV Pública y DeporTV.

El equipo diseñado por Gerardo Martino para esta Copa América, construcción que de ofrecer buenos resultados se extenderá a las eliminatorias que se iniciarán dentro de poco más de tres meses, parece ser como los «once de memoria» que pregonaba uno de sus antecesores en el cargo, Alfio Basile.

Una sola duda manejó el rosarino en las últimas horas y esta tiene que ver con la faz defensiva del equipo, pero no porque dude de los cuatro elegidos, sino por lo que puede hacer Pekerman con su dupla de ataque. Es que íntimamente el «Tata» está convencido que el técnico multicampeón con los seleccionados argentinos sub 20 va a tomar una opción ofensiva distinta, un revulsivo para su ataque famélico de goles hasta ahora, haciendo ingresar a Jackson Martínez como titular.

La cuestión instalada allí es que en principio el candidato a salir sería Teófilo Gutiérrez, coherentemente con una lógica que supone que el capitán Radamel Falcao García no puede ser excluido ante una circunstancia en la que la eliminación también está a la vuelta de la esquina. Sin embargo, las bajísimas prestaciones del delantero del Manchester United durante los juegos iniciales de esta Copa América generaron opiniones unánimes en los aficionados y, sobre todo, en la prensa colombiana, respecto de la «necesidad» de que le deje su puesto a otro atacante.

El problema que se le presenta entonces a Pekerman es tomar una decisión contundente, de las que hacen ruido, marginando a Falcao, algo lógico por su rendimiento y porque además «Teo» cumplió con lo suyo hasta ahora, pero «políticamente incorrecta» quizás hasta para la vida íntima del plantel.

Claro que José tampoco podrá contar con el suspendido Carlos Bacca, y la ausencia del delantero de Sevilla, que tampoco pudo jugar el cotejo anterior ante Perú por esa sanción (fue expulsado con Brasil tras su encontronazo con Neymar), por lo que si bien tiene una buena paleta de colores en ataque, a la hora de pintar a los titulares estos aparecen diluidos.

De cualquier manera, con un James Rodríguez, también en deuda, a la cabeza, Colombia también irá desde el arranque por el pasaje a la pre final, lo mismo que el equipo argentino. Es que ni Martino, ni Pekerman, saben hacer jugar a sus equipos de otra manera. Como dignos hijos de las excelsas escuelas futbolísticas de Newell’s y Argentinos Juniors que son.

Compartir