Compartir

En la zona alta de la extensión del barrio Argimiro Daniel Moure, a la altura de las avenidas Polonia y 10 de Noviembre, en el asentamiento denominado “barrio de los bolivianos” se realizaba una fiesta familiar en un salón y, entre las 4:30 y 5 de la mañana, se armó una trifulca de proporciones.

La versión de que a la guardia del Hospital Regional había ingresado un herido grave de arma blanca movilizó a gran cantidad de efectivos policiales de la Comisaría Sexta, incluyendo a su jefe, comisario Miguel González.
En medio de una fiesta y por causas aún desconocidas, comenzaron las discusiones que luego pasaron a un enfrentamiento violento que, en principio, le habría producido serias lesiones a un hombre de 35 años, de nacionalidad boliviana, quien fue trasladado de urgencia en un vehículo particular hacia la guardia del Hospital Regional, informó diario Crónica.
Si bien primero se creyó que estaba herido de arma de fuego, luego se constataría que había acusado lesiones con arma blanca en el hombro y un fuerte golpe en la cabeza con un objeto contundente.
Según se informó desde la guardia del hospital a la policía, el paciente había sido curado de sus lesiones, que eran leves y que incluso había sido dado de alta.
La policía prosigue investigando los incidentes.
Compartir