Compartir

esde la noche del sábado hasta ayer, las interrupciones del servicio eléctrico se sintieron tanto en la zona norte como en zona sur. En este último sector, al parecer el corte obedeció a la caída de un cable de media tensión en barrio Stella Maris. Por otra parte, las fuertes ráfagas ocasionaron los inconvenientes habituales como voladuras de techos -foto-, ramas de árboles y cartelería, entre otros problemas.

Desde la noche del sábado y durante toda la jornada de ayer, los vientos soplaron con singular intensidad, llegando a marcar 128 kms. por hora de máxima poco después de las 4.30 de la madrugada, aunque sin provocar más inconvenientes que corte de energía eléctrica por caída de antiguos postes de madera que, en algún caso como en Huergo al 2.600, terminó siendo derribado por los propios vecinos para evitar males mayores.

La guardia de Defensa Civil se mantuvo operativa y en alerta durante todo el día de ayer, aunque no hubo pedidos de auxilio por situaciones graves como en las jornadas anteriores de fuertes vientos que, con ráfagas similares, provocaron voladuras de techos en varios domicilios particulares y en diferentes sectores del ejido urbano. En esta oportunidad, y si bien hubo algunas construcciones nuevas afectadas, no habitadas, los daños mayores se observaron en los árboles de los boulevares en las principales avenidas, donde la fuerza de las ráfagas terminaron quebrando ramas de importante tamaño.

Los mayores inconvenientes se dieron por la caída de postes y su lógica afectación en la distribución de energía eléctrica, siendo varios barrios de la ciudad los que acusaron apagones con demoras de entre treinta minutos hasta más de siete horas, lo que también puso en alerta a personal de guardia de la SCPL, las que debieron reforzar esfuerzos para restablecer el suministro trabajando en difíciles condiciones.

Si bien con el transcurrir del domingo la intensidad de las ráfagas fue bajando considerablemente, el alerta meteorológico para el sur de la provincia –incluyendo esta ciudad en el área afectada- se mantuvo y, de acuerdo al pronóstico meteorológico, continúa hasta la mañana de hoy, lunes, jornada en la que habrá una rotación en la dirección del viento.

Si bien para la semana se prevén intensidades menores, el cambio de dirección con vientos desde el Sur, traerá aparejado una marcada baja de temperatura, previéndose hasta alguna precipitación nívea en las adyacencias del casco céntrico de la ciudad, tanto como en las zonas altas de pampa, tal el caso de Pampa del Castillo o de Pampa Salamanca, por lo que se recomendaba un tránsito vehicular por el sector con sumo cuidado.

Compartir