Compartir

Milagrosamente, una joven mujer y su bebé de meses en brazos sólo acusaron contusiones corporales leves y por precaución fueron asistidos por una médica y una ambulancia que los trasladaron al Hospital Regional. Fue pasadas las 19:30 de anoche en la intersección de la descendente calle Alem en su cruce con calle Maipú y el vehículo en que se desplazaban las víctimas rozó un vallado de caños de contención que protegen a un comercio, subió a la vereda y pasó a centímetros de un poste de alumbrado público, otro de teléfonos, pero derribó un cartel y quedó pegado a la pared cerca del acceso a otro comercio.

“Lo saqué de la agencia para probarlo; no habré andado ni tres cuadras, se me cruzó…” es lo que relataba el conductor de una utilitaria 4X4 Toyota patente GYD 951 modelo 2008 que estaba próximo a comprarla y miraba los importantes daños en su parte frontal. “Yo venía por Alem y tenía prioridad de paso; por eso otros vehículos detuvieron su marcha, pero este vehículo no; se me cruzó y por más que quise maniobrar a mi derecha, no puede evitar chocarlo…”, señalaba el hombre mientras intentaba comunicarse con el propietario de la concesionaria que le había cedido el rodado para probarlo.

El restante vehículo resultó ser un automóvil marca Honda (NXE) el cual se desplazaba por calle Maipú de este a oeste con un joven matrimonio cuya madre cargaba en su brazos a un bebé de escasos meses y aparentemente acusaron contusiones leves, aunque también pudo haber sido un shock por lo impactante del accidente. Hasta el lugar arribarían minutos después efectivos policiales de comisaría segunda. Hubo un tercer vehículo también involucrado que acusó algunas abolladuras. Se trataba de una camioneta Saveiro dominio DAU 894 que se encontraba estacionada al momento del impacto de los dos primeros vehículos.

Compartir