Compartir

El incidente se registró ayer por la tarde afuera de un domicilio de la calle Chacabuco, en el sector denominado Rincón del Diablo. El atacante esperó que su ex pareja llegara del trabajo. En presencia de sus dos hijos la golpeó y la arrastró por el piso. Luego descargó su furia contra su ex suegra. Ambas víctimas fueron hospitalizadas con distintas heridas.

La policía de la Seccional Primera anoche intervenía en un caso de violencia de género. Ocurrió a las 18:50 afuera de una vivienda ubicada sobre Chacabuco, entre Huergo y el cerro Chenque, en el centro de Comodoro Rivadavia. Los familiares indicaron que el individuo de apellido Sáez tenía prohibición de acercamiento al hogar.

Según contó una testigo a El Patagónico, la víctima, de más de 30 años, salió de su lugar de trabajo ubicado a las pocas cuadras y al llegar a su casa se encontró con su ex marido que la esperaba afuera del domicilio. La mujer llegó en compañía de una amiga.

Por razones intrafamiliares, el hombre tomó de un brazo a la víctima, comenzó a recriminarle cosas y a zamarrearla con violencia. Ante la situación, la testigo corrió desesperada hacia la vivienda de su amiga a pedir ayuda y salió la madre. También lo hicieron los hijos de la víctima.

Para esto, el enfurecido hombre le propinó golpes de puño a su ex mujer y luego la arrojó contra el piso una y otra vez para provocarle distintas lesiones en el cuerpo. Ante la desesperada situación, la madre de la víctima salió en su defensa y recibió un duro puñetazo en el rostro.

Esta última sufrió un importante corte en uno de sus pómulos que manaba abundante sangre.
Ante los gritos desesperados de las mujeres, el iracundo sujeto se fue.

Dos móviles policiales se presentaron en el lugar y solicitaron una ambulancia del Hospital Regional que llegó a los pocos minutos. Los médicos practicaron los primeros auxilios a las víctimas en el interior de la vivienda y luego trasladaron a las mujeres hasta la guardia del centro asistencial.

Al cierre de esta edición, los efectivos policiales se encontraban en el nosocomio donde se efectuaban las respectivas revisaciones médicas para anexar a la denuncia contra Sáez por violencia de género. También tomó conocimiento la Comisaría de la Mujer y el Ministerio Público Fiscal.

Compartir