Compartir

Ante un nuevo corte del servicio de energía eléctrica que se produjo en la noche de ayer y que afectó por segunda vez en la semana a la localidad de Rada Tilly y barrios de la zona sur de Comodoro, los vecinos decidieron manifestar su malestar realizando un «bocinazo».

Cerca de las 21 horas salieron a la calle en caravana y se dirigieron hasta el frente del domicilio del intendente Luis Juncos para expresar su malestar.

El reclamo es una constante desde que se producen los inesperados cortes de energía que afectan tanto a la villa balnearia como a Comodoro Rivadavia, esperando pronta respuesta para la mejora de los servicios públicos y una rápida inversión.

Compartir