Compartir

En un partido cambiante en su desarrollo, el «Verde» con juego, actitud y cambiando en los momentos indicados, se quedó con un enorme triunfo que deja la serie abierta. Leonel Schattmann con 32 puntos fue el goleador y figura de la noche. Mañana desde las 21 se vuelven a enfrentar en un Socios que nuevamente estará colmado.

En un partido no apto para cardíacos, Gimnasia Indalo ganó 76-60 y descontó la desventaja ante Quimsa (1-2), por el tercer punto de la Final de la Liga Nacional de Básquetbol. El juego desarrollado en el Socios Fundadores fue dirigido por Alejandro Chiti, Juan Fernández y Roberto Smith. El mismo, tuvo parciales de: 9-14, 23-24, 48-41 y 63-63.

Con una intensidad notable de final comenzó el partido, que tuvo tintes de ajedrez por los movimientos de cada protagonista. Nicolás De los Santos con Nicolás Aguirre y Leonel Schattmann con Diego García fueron algunas de la asignaciones defensivas que no dieron resultado, por rotación ofensiva en la visita, y un gran trabajo de desdoble de Robert Battle.

La «Fusión» esbozó una breve escapada pero el DT Gonzalo García pidió minuto y ajustó piezas, ya que o dejó correr tanto al rival. Un triple y un doble de De Los Santos levantó la moral del «Verde» que a pesar de las nueve pérdidas en el primer tiempo, encontró caminos tratando de penetrar con los perimetrales. Samuel Clancy en ese primer cuarto perdió el duelo con Battle (que se sentó en el segundo cuarto) y Chaz Crawford completó una buena tarea atrás no así en ataque.

En el segundo parcial, el dueño de casa en parte pudo sortear la presión contra armador y posible receptor (algunas con faltas no cobradas) para convertir más, y en proporción, realizó un buen trabajo defensivo a la rotación de hombres que propuso Silvio Santander. Cerró la pintura y trató de no permitirles lanzamientos de tres a Aguirre y García, para irse al descanso en partido.

En la vuelta al complemento Gimnasia Indalo sacó a relucir todo lo bueno hecho en la temporada. Clancy volvió a «rebotear» y junto a Diego Guaita en los primeros minutos doblegaron a Battle que jugó sólo adentro, por lo que Santander tuvo que introducir a Leonardo Mainoldi.
Con conversiones de Guaita el local pasó por primera vez al frente y supo mantener el resultado.

Abriendo a los pivotes de la pintura, hubo momentos de penetración y también volvió la efectividad en triples con tres conversiones de Schattmann en los momentos más precisos para irse con una máxima de 7 al último cuarto.

El dicho parcial lo encontró a Quimsa mejor estabilizado en campo y fue achicando la brecha con el correr de los minutos. Con De los Santos sentado, el local perdió claridad y contra taque aunque posteriormente su ingreso levantó la producción del conjunto de García. Con triples de Schattmann y también desde la línea, el «Verde» quedó tres puntos arriba y con la chicharra de finalización, Aguirre desde su campo empató un juego increíble, cuando parecía victoria patagónica.

En el suplementario todo fue golpe por golpe, con réplicas rápidas y posesiones cortas. Hasta que Schattmann con un triple a falta de 37» fue el quiebre a favor de Gimnasia Indalo que pudo manejar la ventaja. Un posterior rebote de Clancy y recupero de Diego Cavaco permitieron terminar con un resultado apretado pero merecido.

La de anoche, fue la primera victoria que el «Verde» logra sobre Quimsa ya que había perdido en los dos primeros juegos de la fase regular y los dos del comienzo de la definición de la Liga Nacional.

Mañana a las 21 volverán a verse las caras en el Socios para el cuarto partido –ya se aseguró la serie a un quinto juego el domingo en Santiago del Estero- y Gimnasia Indalo intentará volver a hacerse fuerte para tratar de igualar el playoff y dejar la serie 2-2.

Compartir