Compartir

El Parque de Nieve Batea Mahuida es el único centro de ski de Argentina y del mundo que está gerenciado por los pueblos originarios del lugar, en este caso los mapuches de la Comunidad Puel.

El centro, con increíbles vistas a los lagos Aluminé y Moquehue y a los bosques de araucarias o pehuenes (en mapuche), se encuentra a tan sólo 10 kilómetros de la pintoresca Villa Pehuenia, en la provincia de Neuquén.

Cuenta con pistas de suaves pendientes que permiten la práctica de ski, snowbord, caminata con raquetas en los cerros Monkol y Pehuencó, excursiones con motos de nieve al volcán Batea Mahuida y otras actividades, en un clima muy familiar y a precios accesibles informa INFOnews.

Además, uno de los plus de este destino de nieve es la interacción con la comunidad mapuche, presente en cada lugar del parque. Desde los instructores de ski hasta los encargados de recibir al turista en la confitería del complejo son miebros de esta comunidad aborigen, que administran el parque desde 2001, cuando la provincia se los otorgó por ser los primeros habitantes de la zona.

Allí, los Puel se embarcaron en la aventura de combinar sus actividades habituales que consistían en la cría de animales y la elaboración de artesanías, con el nuevo desafío del turismo.

El acto oficial de apertura contó con la presencia de la Subsecretaria de turismo de la provincia de Neuquén, Beatriz Villalobos; el Intendente de Villa Pehuenia-Moquehue, Sandro Badilla, la secretaria de turismo del lugar, María Luz Laino y el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Villa Pehuenia, Julio Russo.

El nuevo lonco de la comunidad Puel, Orlando Paredes, máxima autoridad aborigen electo hace dos meses por el voto de sus miembros, y toda su comisión directiva dieron la bienvenida a los primeros turistas e inauguraron así la «Temporada de Invierno 2015», que tendrá su auge en las próximas semanas junto con el inicio de las vacaciones de invierno en las principales ciudades del país.

Con palabras en su lengua originaria el mapudungun -hablar de la tierra-, a las que hizo honor, el lonco se refirió a los presentes y luego tradujo al español: «Hoy me toca dirigir y estar al frente de este parque con mucho sacrificio. Nuestro anhelo es que este emprendimiento que ustedes están viendo administrado por esta comunidad, crezca día tras día y año tras año».

«Nosotros venimos de la cordillera y estamos acá esperando a los turistas que están llegando a nuestras tierras. Esto es una identidad, una trayectoria que nos dejaron nuestros antepasados. Este parque de nieve tiene 15 años y es para nosotros una emoción poder administrarlo y generar fuentes de trabajo para nuestros jóvenes. En la actualidad hay cerca de 70 chicos de la comunidad trabajando en los medios de elevación, en la escuela de ski, en los rentals de equipos, en la confitería y en la venta de artesanías», explicó el lonco.

Compartir