Compartir

Anoche quedó inaugurado el Skate Park de la Plaza Soberanía, una obra adecuada que beneficia a los chicos que realizan esta práctica en distintos puntos de la ciudad. La pista complementa a ese espacio verde de Comodoro Rivadavia, que también alberga al Centro de Información Pública inaugurado en febrero.

Andrés Flandes fue uno de los voceros en esta apertura. En diálogo con El Patagónico, repasó algunos hechos hasta llegar a este skate park: la patinada desde la plaza de la Escuela 83 hasta la Municipalidad, las reuniones para diseñar los planos, la insistencia ante las autoridades para que la obra salga y empiece a construirse.

«Yo empecé hace más de siete años con el skate. En toda la Argentina se está abriendo el deporte. Con este skate park va a poder venir gente a ver lo que hacemos, ver si les gusta y poder aprenderlo y practicarlo», señaló Flandes a este diario, minutos después de la inauguración oficial.

«Todavía falta que las personas lo vean como un deporte y no como ‘el pibe que molesta en las veredas’. Estamos muy felices porque no pensábamos que íbamos a ver esto construido. Tenerlo acá y disfrutarlo es buenísimo, y es un avance muy grande», dijo.

«Hace unos cuatro años hicimos una patinada desde la Escuela 83 hasta la Municipalidad, no para hacer lío sino porque necesitábamos el espacio. Si patinábamos las veredas, molestábamos y era entendible. Y en las plazas está peligroso. Así que esto es bueno para los demás y para nosotros también», manifestó.

OTRO EN EL JUAN XXIII

Mientras que el skate park de la Plaza Soberanía, cerca de la costanera, ya está disponible para los skaters locales, el Gobierno municipal avanza en otro espacio de similares características en la Plaza 1 de Mayo en el barrio Juan XXIII. Así lo explicó Abel Boyero, secretario de Obras Públicas.

«Hemos concluido una obra más, emplazada en un sitio donde hay varias obras terminadas y otras en ejecución aquí próximo en la costanera. Esta vez, un lugar para que los chicos puedan disfrutar de esta disciplina que tanto auge tiene en estos momentos», apuntó Boyero.

«La obra se trabajó desde Planeamiento Urbano conjuntamente con los chicos, fue concebido y pensado para que los chicos lo disfruten realmente a pleno. También intervino gente especialista en el tema y por eso hubo una dilación en los tiempos porque durante la ejecución de la obra vimos que había que revisar algunas terminaciones y otros aspectos», detalló Boyero.

«La idea es que utilicen este lugar y no otros lugares públicos, que al no estar preparados para tal fin sufrían daños», afirmó.

Boyero así consideró que los skaters dejarían de practicar en la plazoleta del Museo Ferroportuario -hasta el concejal Luis Zaffaroni intentó restringir esa actividad a través de un proyecto de ordenanza-.

«Lo bueno es que los chicos se apropien del lugar, que lo disfruten. Ese es el deseo de todos nosotros», añadió Boyero.

Compartir