Compartir

El secretario de Seguridad del Municipio, Carlos Marsó, aseguró en diálogo con Actualidad 2.0 que se realizaron “más de 115 clausuras de comercios que vendían bebida después de ese horario en conjunto con policía que colabora en forma excepcional”. Le recordó al concejal José Gaspar –quien había reclamado falta de controles- que los boliches “se inspeccionan todo los fines de semana” y remarcó que “desde hace dos años no tenemos que lamentar desgracias”. En tanto, el concejal José Gaspar, acusó a Marsó de tener “la lengua más rápida que el cerebro”.

Marsó le recordó al concejal Gaspar que “la Secretaría de Seguridad y la Dirección de Habilitaciones hacen los controles de los boliches. Se inspeccionan todos los sábados a la madrugada y domingos hasta la hora del cierre y gracias a Dios y a la virgen hace dos años no tenemos q lamentar desgracias en la puerta ni adentro”.

“La ordenanza dice que la venta de alcohol es hasta las 23, no hasta las 22, y en la Secretaría de Seguridad tenemos más de 115 clausuras de comercios que vendían bebida después de ese horario en conjunto con policía que colabora en forma excepcional”, remarcó.

“La venta de bebidas al mayoreo es de otra área. No está dentro de nuestro control”, aclaró y le recordó al concejal radical que “la Secretaría impulsó cuatro ordenanzas”, entre ellas una “respecto a las ventas de chips” en la que se propone que quien vaya a comprar uno “quede registrado el número con fotocopia de DNI” para tener datos “cuando alguien recibe una amenaza” por ejemplo.

También resaltó que “desactivamos 178 usurpaciones de terrenos en conjunto con Tierras” y manifestó que “la Secretaría, en el afán de controlar y poder mermar las fiestas previas que se hacen, fue la que ideó y tiró la idea de poder hacer un control de alcoholemia previo al ingreso al boliche para poder combatir las previas afuera”.

“Esto lo debería haber hecho él y los concejales”, dijo.

“Nunca fui candidato a nada ni electo porque tengo mi propio sustento de vida. No necesito de la política para tener un ingreso. Por mi edad es la última vez que participaré en política”, especificó el secretario de Seguridad.

En cuanto al horario de cierre de boliches, dijo que “hay una ordenanza que se modificó en épocas de Aubía porque cerraban a las 7 y en ese momento abrían también los miércoles. Se redujo el horario a las 6 de la mañana para evitar que se encuentren con chicos que van al colegio”.

Mencionó que “Hemos tenido inconvenientes por ataques de algunos vándalos porque tenemos una juventud sana que no tiene problema. Generemos ordenanzas, apliquemos la imaginación”.

Afirmó que los boliches abren las puertas a las 0 horas pero los chicos “ingresan después de las 3 AM” y subrayó que habría que regular que entren antes. “Me encantaría que lo regule el concejal Gaspar”, ironizó. Consideró que sería ideal que salgan a las 4 y que haya una frecuencia de colectivos. Hay que “ponerse a trabajar”.

“Estamos haciendo todo lo que corresponde”.

GASPAR

El concejal de la UCR y precandidato a intendente de Comodoro, José Gaspar, reclamó que no se hagan cumplir las ordenanzas vigentes en materia de venta de alcohol fuera del horario permitido. En diálogo con Actualidad 2.0, expresó que “la norma está. Hay un control de a quién se le vende y cómo en el caso de las distribuidoras. Hay que controlarlo constantemente”. Mencionó que también “hay responsabilidad de quien vende y también de las familias pero el Estado debe actuar con toda la fuerza. No tiene que haber amigos; se debe cumplir la norma a rajatabla”, determinó.

Dijo que “tampoco se hace cumplir el horario de cierre de boliches. Hay una falencia enorme y lo peor que han hecho es la eliminación de todos los controles”.

“Hace muchísimos años nosotros buscamos todas las maneras de que la oferta de alcohol sea la menor posible pero todo tiene que ver con el control que el Estado tiene que ejercer. La normativa está pero hay que hacerla cumplir. El alcohol es el estupefaciente de mayor incidencia que después lleva a lo otro”, lamentó.

En cuanto a la posibilidad de modificar horario de ingreso y cierre a los boliches dijo que “eso está. Estamos poniendo vigilancia arriba de los micros. Pongamos una frecuencia que les permita tomar le micro y que los micros sean vigilados. Las cosas se pueden hacer pero es más fácil no hacerlo y que las cosas sucedan”.

“Está el control de la cantidad de alcohol que reciben y cómo se venden esos litros en la normativa. Si se vende clandestinamente va a figurar. Hay que estar encima porque no está la responsabilidad de decir que no y a veces no lo hacen por miedo a sufrir agresiones. Ahí tiene que estar el Estado”, especificó Gaspar.

Comentó que el cierre del horario de venta de bebidas alcohólicas “es a las 22 pero siguen abiertos porque siguen vendiendo. Hay que hacer cumplir la normativa. El Estado tiene el rol de control y nosotros de ser responsables en la sociedad”.

“Si algo garantizamos es la ética, la transparencia y que las normas se respeten: Si no los de abajo no respetan la norma si no damos el ejemplo”, resumió el precandidato a intendente radical.

Sobre si hay margen en lo que queda de la gestión en torno a una nueva modificación a la regulación de los boliches, sostuvo que “el Ejecutivo tiene las normas, que las haga cumplir. Hasta tiene una norma que habla del control sobre la capacidad de los boliches que salió después de lo de Cromañón”.
“Si hay que pagar horas extra a los inspectores hay que hacerlo”, agregó Gaspar y recalcó: “hay que ser rigurosos porque están trabajando para la gente, tratando de solucionar un problema agrave que tenemos en la sociedad”.

ATAQUES DE CAMPAÑA

Sobre si se teme que la campaña pueda profundizarse con estas situaciones violentas –luego del ataque que sufrió la Agrupación La Mosconi este miércoles a la madrugada en medio de una pegatina- dijo que “por parte nuestra jamás habrá violencia. Elevaremos la voz como ocurrimos el otro día cuando nos pegaron arriba tapando carteles que nosotros mandamos a hacer”.

Mencionó: “yo lo único que hice fue llamar a la gente del FpV y decirles que esto no se hace y que hablen con su gente porque nosotros no agredimos a nadie ni tapamos a nadie. El domingo fue la gente nuestra y despacito lo limpiaron y están de nuevo nuestros carteles”.

“Sólo denunciamos lo que había pasado. Esperamos que esto que sucedió anoche entre dos grupos justicialistas no suceda porque estamos entre personas educadas y no salvajes donde se dirime todo a los golpes”; concluyó.

Compartir