Compartir

Según informó el jefe del área pediátrica del Hospital Regional, las 40 camas que se disponen para internación están ocupadas. Aseguró que si bien las salas están completas, la situación «está controlada». Además pidió que la primera consulta se haga en los centros de salud para descomprimir la guardia.

Luis Cisneros, jefe del área pediátrica, se refirió a la situación que atraviesa hoy el Hospital Regional donde el «servicio está trabajando al máximo».

El médico habló de «camas calientes» y explicó que entre los colegas se llama así cuando «damos el alta a un paciente y en seguida se ocupa la cama». En este sentido, detalló que las cinco camas de terapia intensiva y las 40 de internación están ocupadas, aunque aseguró que la situación «está controlada».

Además llevó tranquilidad a los padres, al asegurar que «no todos los casos de internación son por bronquiolitis, sino que tenemos otros tipos de patologías, pero el plantel está redoblando esfuerzos para dar respuesta».

También, aclaró que de los 40 niños que están internados, 25 cuentan con obra social. En este punto, Cisneros pidió a las familias que, si tienen un médico de cabecera, se dirijan primero al centro de salud del barrio y en el caso que el paciente necesite de mayor atención, vayan al Regional, con el fin de descomprimir la guardia.

«En donde podemos llegar a tener algún bache es en la atención por guardia, en donde le seguimos diciendo a la gente que tengan paciencia pero que van a ser atendidos en el Hospital, y si tienen la posibilidad de tener un médico de cabecera y puede ser atendido en su barrio, que traten de hacer la primera consulta ahí», dijo Cisneros a Canal 9.

Compartir