Compartir

«El kirchnerismo es mucho más que mi candidatura. Es la reafirmación de los derechos del pueblo, el matrimonio igualitario, la asignación universal por embarazo, la reducción de la desocupación al 6 %, el crecimiento de las fuentes de producción, la independencia económica, el pago al FMI que constituyó el desendeudamiento más grande que ha visto el mundo, la devolución de los ahorros a los argentinos que se le habían quitado en la época de De la Rúa, entre otros aspectos. Entonces parece que algunos desmerecen que en 12 años hicimos lo que a otros les reclamaron durante 40», afirmó Kirchner en una entrevista con el diario el Patagónico.

Nota Relacionada: Máximo: «Inviten al vecino que se queja todo el día a salir de su casa y participar»
«Yo creo que hemos dado la talla. Quizá no hayamos podido cumplir con todos los objetivos y aún queda mucho por hacer, pero hemos cambiado la historia y no nos conformamos ya que nuestro objetivo es garantizar el crecimiento del país y una mirada federal», agregó.

Consultado por las críticas que recibió porque supuestamente se pasaba el día jugando con la play station, opinó entre risas: «Miren, yo no puedo decir que me estuve preparando para esto, pero ello es algo natural porque crecí en una casa donde las charlas de política eran habituales en el desayuno, el almuerzo o la cena, aunque también discutíamos sobre fútbol y de otras cosas cotidianas de la vida».

En ese contexto habría creado La Cámpora «que es una parte del Frente para la Victoria, el cual se nutre con diferentes movimientos como ser Kolina, unidades básicas y otras pequeñas organizaciones que muchas veces son invisibles para algunos medios hegemónicos».

«Para nosotros –reparó-, es esencial crear constantemente y asumir nuevos desafíos, luchar contra la decepción y la autocompasión, porque, como dice Cristina, hay que trabajar para potenciar la voluntad y la autoestima del pueblo».

Además, se refirió a «los ataques» que recibiría a través del grupo Clarín. «Ellos responden a una oligarquía periodística, e incluso se olvidan de que también existen otros medios en el interior e incluso muchas veces se ocupan de algún choque de autos e Palermo e ignoran lo que pasa en el resto de la Argentina, salvo que ocurra un problema en Santa Cruz y todo contra Néstor y Cristina».

«Yo los entiendo porque durante muchos años hicieron lo que querían, hasta que alguien les dijo que no y yo me siento orgulloso de pertenecer a este proyecto, así que por mí pueden seguir diciendo todo lo que quieran», expresó.

Por otro lado, también habló de los dichos de Mauricio Macri quien dijo que «por suerte» solo había que esperar cuatro meses más para que se termine este gobierno.

En ese sentido recordó que allá por 2010 el líder del PRO también comentó que «tiraría por una ventana a Néstor, lo que habla a las claras de qué tipo de persona es».

«De lo que no me caben dudas es de que primero hubiera fracasado en ese intento y, segundo, dejó en evidencia que se muestra como un dirigente del consenso, del diálogo y del buen trato, pero lo primero que hace es maltratar a quien sea. Lo habla a las claras su ausencia de idas o, en todo caso, cómo las oculta».

«Miren –acotó–, yo estoy acostumbrado a este tipo de ataques hasta el punto tal que tuve que escuchar el comentario de una persona que dijo que Néstor no estaba en el ataúd. Por ello es difícil comprender que haya gente que piense así, aunque tal vez digan eso o cualquier otra cosa porque no tiene seres queridos».

«Probablemente –corroboró–, es porque no construyen nada bueno para la sociedad y en el caso de Cristina es porque no entienden que una mujer pudo cambiar un sistema establecido y la han llegado a caracterizar como caprichosa y hasta decirle loca».

Compartir