Compartir
Uno de los grandes protagonistas de estas elecciones fue el voto en blanco, que en muchos casos se coló como cuarta y tercera fuerza; incluso en algunos municipios era la segunda fuerza cuando faltaban computarse muy pocas mesas.
En la categoría gobernador fueron 37.187 los votos en blanco. Ese tipo de sufragio representó a un número de ciudadanos que, si fueran un partido habilitado, se constituirían como cuarta fuerza detrás del Frente para la Victoria, Chubut Somos Todos y Cambiemos -en la suma por agrupación, dejando a un lado la interna-.
En la categoría diputado provincial, el voto en blanco fue la tercera fuerza superando a Cambiemos. Además, 50.897 personas optaron por no votar en la categoría diputado nacional y 50.071 en la de Senador.
En Comodoro Rivadavia, los votos en blanco eran 22.990, lo que la convirtieron en segunda fuerza.
En Trelew, 8.161 votos se convirtieron en la tercera fuerza, detrás del ChuSoTo y del Frente para la Victoria y por arriba de Cambiemos.
En tanto, los votos en blanco fueron 6.839 en Puerto Madryn. Tercera, detrás del FpV y ChST y superando a Cambiemos.
En Esquel, los votos en blanco fueron 2.556 y se ubicaron como cuarta fuerza detrás del FpV -en la sumatoria de la interna de cinco candidatos-, Cambiemos y Chubut Somos Todos.
Por último, en Rawson hubo 2.490 votos que quedaron en cuarto lugar detrás del FpV, ChuSoTo y Cambiemos.
Compartir