Compartir

El jefe de Operaciones de la Unidad Regional, comisario Ricardo Cerdá, declaró que «ayer en horas de la tarde en circunstancias en que una cuadrícula de km 8 patrullaba las inmediaciones del barrio ´194 Viviendas´ observó que en la calle Petrel un vehículo Renault Sandero hacía maniobras que llamaban la atención».

«Al interceptar el vehículo se constata que quien lo conducía no llevaba documentación y se encontraba en estado de ebriedad, por lo que se da intervención al personal de Tránsito. Al realizarle el test de alcoholemia arrojó un resultado de más de 2 gramos de alcohol en sangre», precisó Cerdá.

Asimismo, el comisario recordó –en diálogo con Canal 9- que «conducir así es un riesgo pero lamentablemente sigue sucediendo a pesar del monto significativo que los automovilistas deben abonar de multa».

Finalmente, indicó que «un control no solo tiene la finalidad de corroborar si los vehículos circulan con la documentación que corresponde sino que también está orientado a detectar a personas que utilizan estos medios para movilizarse de un lugar a otro con la finalidad de ingresar a domicilios».

Compartir