Compartir

El secretario adjunto del Sindicato de Vigiladores de la Patagonia, Jorge Avilés, recordó que estuvieron de conflicto desde las 00 horas con Incro, Skanska y Contreras «porque no se llegó a ninguna resolución de todos los reclamos que veníamos haciendo tras estar 20 días en conciliación».

Cabe recordar que el convenio que se firmó en Santa Cruz con las operadoras establece que empresas de seguridad y contratistas paguen adicionales a los trabajadores que se desempeñan en vigilancia, sin embargo, en Chubut esto no se está respetando.

Ante esta situación y para evitar que el conflicto se siga extendiendo en el tiempo, se dictó la conciliación obligatoria hasta el viernes 21 a las 9 de la mañana, hora en la que se llevará a cabo la primera audiencia en la delegación local de la Secretaría de Trabajo.

Sin embargo, Avilés aclaró que en caso de no tener ninguna respuesta positiva «se endurecerán las medidas de fuerza».

«Por esta medida están afectados alrededor de 20 trabajadores», dijo el dirigente en diálogo con Radiocracia.

Compartir