Compartir

Un chico de 14 años permanecía anoche internado en la sala de Terapia Intensiva del Hospital Zonal de esta ciudad como consecuencia de haber sufrido dos puñaladas por parte de un compañero de escuela que tiene la misma edad.

La agresión se produjo en las últimas horas de la tarde del jueves en inmediaciones del edificio del Colegio Secundario N° 22 ubicado en el barrio 26 de Junio, donde a partir de las 19 también funciona la Escuela de Jóvenes y Adultos N° 16, pero recién ayer fue confirmada por fuentes policiales.

Las investigaciones apuntan a un posible caso de bullying del que era objeto el adolescente que utilizó un cuchillo u otro elemento filoso, el cual responde a las iniciales (EA).

El herido (AM) recibió un corte de unos cinco centímetros en lado interno del brazo izquierdo y un puntazo de dos centímetros de profundidad a la altura de hemitórax izquierdo.

Una vecina que pasaba por el sitio del incidente conduciendo su automóvil se detuvo al observar que un adolescente se tambaleaba y otros chicos trataban de ayudarlo, por lo cual tomó la decisión de llevarlo de forma inmediata a la guardia del Hospital Zonal.

Desde ese lugar, alrededor de las 19:40, se puso en conocimiento del hecho a la Seccional Primera de Policía y una comisión de esa dependencia se trasladó al nosocomio.

Allí, los policías tomaron el testimonio de la vecina que había auxiliado al adolescente y casi de inmediato también llegó el padre, quien habría manifestado que su hijo era amigo y compañero de colegio del chico que lo agredió por lo cual no entendía qué pudo haber pasado entre ambos.

CONFUSA SITUACION

Más tarde, el menor EA se hizo presente en la comisaría junto a su madre, quien a su vez llegó acompañada por una dirigente vecinal del barrio Ceferino Namuncurá.

Ambas habrían manifestado a las autoridades policiales que previamente se habían comunicado con un asesor de la dirección de Protección de la Mujer y la Familia del municipio y que éste les recomendó que hicieran una exposición por caso de bullying, tal como actualmente se referencia a las situaciones de agresiones verbales, físicas o psicológicas en el ámbito escolar.

En el hecho tomó intervención el Juzgado del Menor y la Familia y por ahora se está en plena etapa de investigación, en tanto que el menor lesionado de gravedad, de acuerdo al informe hospitalario, permanecía en terapia intensiva, con un cuadro clínico estable.

No pudo precisarse a cuál de los establecimientos educativos concurrían los adolescentes y por otro lado trascendió que las madres de ambos eran comadres entre sí, en tanto que la policía aún no había secuestrado el cuchillo y otro elemento filoso que utilizó el agresor.

Compartir