Compartir

A contramano de lo dispuesto por la junta ejecutiva y demás regionales, los docentes de la zona sur de ATECh resolvieron ayer continuar hoy y mañana con las asambleas, que implican no dictar clases. Un grupo de padres, molestos por la situación, se autoconvocaron por las redes sociales para ir al gremio a expresar su disgusto por la intransigencia exhibida.

No en todas las escuelas hay paro. Muchos docentes continúan con el dictado de clases a pesar de la dirigencia de ATECh Regional Sur.

La determinación de la Regional Zona Sur de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh) no sólo conspira con el dictado de clases, que no se retomaron normal y formalmente tras el receso invernal, sino que se contrapone con el acuerdo paritario que el miércoles firmó el gobierno con la junta ejecutiva de ATECh, que fue respaldado por el resto de las regionales en las que está dividida geográficamente la representación sindical de los docentes chubutenses.

La secretaria general de la Regional zona Sur, Rosario Flecha, defendió la postura asumida ayer en asamblea y acusó al Ministerio de Educación y al gobierno provincial de «intransigencia» y «falta de cumplimiento del compromiso asumido», invocando un acta firmada por el fugaz ministro de Educación, Guillermo Firmenich, quien reemplazó a Luis Zaffaroni luego del escándalo que éste protagonizara en la Escuela 757, donde tuvo que huir por el techo, dejando un zapato como recuerdo.

LOS UNICOS PERJUDICADOS

Son los niños de las escuelas públicas de Chubut, ya que en las privadas la actividad es normal, como también en establecimientos semi públicos como el Deán Funes y el María Auxiliadora, donde ni han tomado nota de los reclamos de un grupo de dirigentes de ATECh que persiste en el conflicto desde el 27 de julio, cuando volvieron a las aulas tras el receso invernal. De hecho no son pocos los maestros que dictan clases pese a las presiones. De allí el malestar de los padres que ayer se autoconvocaban por las redes sociales para marchar al gremio a expresar su opinión sobre la intransigencia de Carlos Magno, Flecha y compañía.

Ayer, los docentes de la Regional Sur admitieron que era positivo el avance en la no aplicación del impuesto a las ganancias sobre el ítem por zona patagónica, pese a lo cual entendieron que «no están dadas las condiciones para que aceptemos lo firmado por la junta ejecutiva. Nosotros queremos que nos den el 15% por zona que nos falta».

En diálogo con Radio Del Mar, Flecha definió al acuerdo, que para el resto de las regionales y la junta ejecutiva es favorable y beneficioso, como «insuficiente» y por eso «se decidió continuar con el estado de asamblea permanente, en las que seguramente conversaremos con los padres y los docentes que están trabajando».

La gremialista fue consultada por la reacción de los padres que públicamente piden su regreso a las aulas para no seguir perjudicando a los estudiantes, respondiendo que «hay padres que piensan de esa manera y otros que vinieron a apoyar nuestro reclamo. Nosotros vamos a hablar con todos, explicando que el que está faltando al compromiso asumido es el gobierno. El enojo hay que canalizarlo allí y no en los trabajadores que están defendiendo sus derechos».

El acuerdo paritario entre la junta ejecutiva y el gobierno incluyó el quite del impuesto a las
ganancias en el ítem por zona patagónica que, para poder implementarse, cambiará de nombre, y deja abierta la discusión de los otros puntos pero, pese a ello, la Regional ratificó ayer la continuidad de las asambleas e incluso habla de impulsar un paro provincial, algo que a priori no parece tener consenso por el apoyo que, el resto de las regionales, dio al acta firmado entre el gremio y el ministerio de Educación.

A todo esto, anunciaron para mañana otra marcha de antorchas.

Compartir