Compartir

El secretario general del Sindicato Petrolero, Jorge Ávila, confirmó que se habían paralizado seis equipos de DLS y que lograron revertir la situación en una mesa de diálogo con todos los actores involucrados. “Por las malas, vamos a pelear. Acá hay que sentarse a buscar una solución”, dijo el dirigente sindical, quien admitió que “no podemos garantizar que todo va a seguir como hasta ahora”, pero sí que van a hacer todos los esfuerzos posibles. Y sostuvo que “es parte de la política luchar para que Comodoro no sufra las consecuencias de esta crisis”.

El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge ‘Loma’ Ávila , confirmó que se habían paralizado seis equipos de DLS y que lograron revertir la situación en una mesa de diálogo con todos los actores involucrados. Además remarcó que seguirán luchando para mantener los puestos de trabajo y que la paz social la construyen entre todos.

Tras una semana intensa de negociaciones, Ávila volvió a reiterar la gravedad de la problemática por la baja del precio del crudo, donde el mes de agosto es donde más se ha sentido la crisis y reconoció que “tenemos los pies sobre la tierra. Si el precio del crudo se sigue desplomando no nos va a salvar nada ni nadie; el jueves estábamos llegando al aeropuerto con Rudy (Fournier) y nos volvimos para solucionar esta situación y evitar las bajas de equipos”, dijo el líder sindicalista.

Consignó que fue una semana dificilísima la que está terminando, y agregó que de todos modos tienen una buena respuesta en DLS, también en Weatherford, “positivo lo de Vientos del Sur, pero aún estamos complicados con Rosas y Halliburton”.

“Esta es una crisis que la tenemos que tratar de sobrellevar todos, poniendo la, máximo con esta Cámara que pretende por todos los medios achicar costos con los trabajadores, porque son empresas multinacionales que manejan el negocio del petróleo en el mundo entero y deben también apostar como lo hace Argentina y deben ser parte de esa apuesta si quieren estar en el país, si no habrá que pensar alternativas diferentes a futuro”, analizó Ávila.

Asimismo, confirmó que los que se paralizaron fueron seis equipos de la empresa DLS y yacimiento Pan American, de los cuales uno va a quedar parado (el perforador 101) y cinco volvieron a sus labores gracias a las gestiones del sindicato: tres workover y dos pulling. “Los trabajadores ahora son los que empiezan a darse cuenta de la problemática, cuando no los pasan a buscar para subir”, reflejó.

Para tranquilidad del sector, reiteró que se va a luchar por mantener los puestos laborales. “Por las malas, vamos a pelear. Acá hay que sentarse a buscar una solución”, dijo y agregó: “no me interesa que a los trabajadores les paguen para quedarse en la casa, sino que tengan una cobertura y trabajen”.
Finalmente, puntualizó: “nosotros no somos el ajuste de la crisis, hay que poner un poco más de voluntad para darle la solución a todo esto”.

AGRADECIMIENTO A BUZZI

Por otra parte, Ávila destacó el trabajo del gobernador Martín Buzzi de quien dijo que ha estado permanentemente junto a nosotros con esta lucha. “Hemos trabajado mucho con él y soy un eterno agradecido a un hombre que tiene un compromiso como el que tiene desde su puesto de gobernador poniéndole horas a esto para poder arreglar el tema. Eso hay que valorarlo al menos los que estamos y los que entendemos de esta situación”, enfatizó ‘Loma’.

TRABAJO PARA SUPERAR LA CRISIS

Ávila además remarcó que se están haciendo grandes esfuerzos en ese sentido, previo a las audiencias casi constantes que se mantienen en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

La situación se vio complicada en la semana por la aparición repentina de entre 70 y 90 preavisos de despido por lo que debieron abocarse a defender esos puestos laborales en consonancia con las gestiones que hace el gobernador Martín Buzzi.

El líder del Sindicato Petrolero comentó oportunamente que “los propios trabajadores ya empezaron a denunciar que se han parado pozos”, advirtiendo que “si el barril llega a los 30 dólares, va a ser imposible sostener las cosas como hasta ahora”.

Asimismo, volvió a remarcar que la situación para la operadora Tecpetrol es muy complicada ante esta baja del crudo, por su condición ante el mercado, aunque fue optimista y señaló que “a pesar de todo lo que se ve, se está trabajando para superar la crisis”.

El secretario general consideró que “si hay una crisis, ésta va a afectar a todos los sectores de la sociedad”, por lo que puso en valor que “acá todos estamos haciendo un esfuerzo”, en referencia a los diferentes actores que toman parte de la delicada situación de la industria hidrocarburífera.

Enfatizó del mismo modo que “la gente entiende la crisis petrolera”, y admitió que “no podemos garantizar que todo va a seguir como hasta ahora”, pero sí que van a hacer todos los esfuerzos posibles.

Finalmente, Ávila aseguró que “es parte de la política luchar para que Comodoro no sufra las consecuencias de esta crisis, y es el momento de buscar soluciones”.

Fuente: Crónica

Compartir