Compartir

Así como ocurrió en julio de 2014 y enero de 2015 cuando a través de redes sociales comenzaron a circular fotografías de detenidos en la alcaidía policial de Comodoro Rivadavia, hoy se dio a conocer un nuevo caso de este tipo.

El involucrado en esta ocasión es Fernando Ojeda, condenado a tres años de prisión efectiva por el delito de encubrimiento agravado en el caso de asesinato de Marcos Gajardo ocurrido el 8 de diciembre de 2012 en Comodoro Rivadavia.

El reo que está alojado en la Alcaidía de Comodoro Rivadavia, utiliza las redes sociales asiduamente desde su calabozo y además de comunicarse con familiares y amigos, sube fotos en donde se lo puede ver en su celda y en el patio de recreación junto a otros presos. La última actualización en su cuenta de facebook data de hoy.

OTRA VEZ LA MISMA HISTORIA

Esta no es la primera vez que detenidos en la alcaidía de Comodoro Rivadavia publican fotos desde la cárcel. Los pasados 21 de julio de 2014 y el 21 de enero de 2015 se pudo conocer que otros presos también gozaban de estas «libertades» dentro de la Alcaidía. Tras conocerse esta información en ambos casos se realizaron requisas y se secuestraron teléfonos celulares.

En ese momento, desde la Unidad Regional se solicitó a las autoridades instalar inhibidores de señales de teléfonos celulares.

Hay que recordar que a los internos que se les secuestran teléfonos celulares, les aplican sanciones por el incumplimiento del régimen disciplinario. Todos los informes negativos que los presos acumulen durante su detención pueden llegar a incidir para que les nieguen la libertad anticipada, en caso de cumplir los años necesarios para acceder a ese beneficio.

Compartir